18 de octubre de 2019
23 de junio de 2009

Patxi López anuncia que no dará ayudas a familias de presos de ETA que no condenen la violencia

Sostiene que "el mejor homenaje" para las víctimas es "la garantía de que la democracia nunca va a ceder al chantaje del terrorismo"

MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Patxi López, asegura que el Gobierno que preside no va a destinar "ninguna partida económica" en los próximos ejercicios presupuestarios para ayudas a familiares de presos de ETA "que no condenen la violencia".

El jefe del Ejecutivo vasco hace este compromiso en una entrevista publicada en el último número de la revista de la Fundación Víctimas del Terrorismo, recogida por Europa Press, en la que también lamenta que durante "mucho tiempo" las víctimas de ETA no hayan tenido "el reconocimiento que se merecían" y asegura que, a partir de ahora, las puertas de Ajuria Enea "siempre estarán abiertas para ellas".

Además, asegura que las víctimas van a estar presentes "en cuantos actos institucionales" se celebren, como ya estuvieron en su toma de posesión en la Casa de Juntas de Gernika, porque el pueblo "siempre tendrá una deuda moral" con ellas.

López asegura que su Gobierno va a trabajar para que las víctimas del terrorismo "ocupen el lugar que les corresponde y obtengan todo el reconocimiento, apoyo y cariño que se merecen". Para ello, dice, se están poniendo ya "todos los instrumentos legales y democráticos" posibles al servicio de la lucha contra ETA.

En opinión del lehendakari, "el mejor homenaje que podemos hacer a quienes fueron víctimas del fanatismo y la intolerancia, es la garantía de que la democracia nunca va a ceder al chantaje del terrorismo". "Soy consciente de que jamás podremos devolverles lo que perdieron, pero que tengan la completa seguridad que los terroristas jamás conseguirán sus objetivos", afirma.

CAMPAÑAS CONTRA LA LEGITIMACIÓN SOCIAL DE ETA

Además, López sitúa a la deslegitimación social del terrorismo como "uno de los elementos fundamentales" para acabar con ETA y con quienes "amparan y justifican la violencia". Para ello, explica, el Gobierno vasco va a "fomentar valores democráticos de tolerancia y respeto con amplías campañas divulgativas" desde el ámbito de la educación, la cultura y los medios públicos de comunicación.

El Gobierno no va a dejar, asegura, "ni un sólo espacio de impunidad, ya sea en la vía pública, en los medios de comunicación o en cualquier actividad para hacer apología del terrorismo y de quienes les apoyan y les jalean".

De hecho, asegura que la Consejería de Interior "ya está trabajando de forma activa y eficaz para no dejar ni un solo espacio de impunidad a grupos vinculados con la actividad terrorista".

Por lo que se refiere al pacto con el PP que facilitó su nombramiento, el lehendakari afirma que "garantiza la estabilidad" de su Gobierno "para los próximos cuatro años".

LA ERTZAINTA, "PREPARADA" Y CON "GANAS"

López también asegura en la entrevista que la Ertzaintza va a tener "un papel fundamental" en la lucha antiterrorista, de "máxima colaboración e implicación" con el resto de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y de la Policía francesa. "Está preparada y tiene ganas de trabajar al máximo", recalca.

Precisamente, para reforzar su actuación, explica, se va a crear una "unidad especial" dedicada a la lucha antiterrorista "que estará en manos de un profesional". Además, se reforzará la seguridad de los miembros de la Policía autónoma vasca y de las comisarías e instalaciones que en los últimos tiempos se han convertido en objetivo importante de la banda terrorista.

Patxi López está convencido de que ETA "está más cerca que nunca" de su fin. Muestra de ello, asegura, es que "la deslegitimación social y política de la violencia es cada vez mayor en la sociedad vasca". "A la banda terrorista sólo le queda la posibilidad de disolverse y entregar las armas o si no la democracia acabará con ellos más pronto que tarde", sentencia.