22 de septiembre de 2020
7 de octubre de 2009

Paulino Rivero afirma que ningún miembro de su Gobierno ha presentado querellas para amedrentar a periodistas

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero (CC), insistió esta mañana en el pleno del Parlamento regional que ningún miembro de su Ejecutivo "ha presentado querellas judiciales contra ningún profesional de la comunicación".

El jefe del Ejecutivo canario respondía así a una pregunta del diputado del Grupo Parlamentario Socialista, Manuel Marcos Pérez, quien acusó a los miembros del Gobierno de Canarias, y en concreto, al vicepresidente canario, José Manuel Soria (PP), de usar las querellas judiciales para amedrentar a los profesionales de los medios. El diputado socialista aludía así a una sentencia del juez del Juzgado de lo Penal número 4 de Las Palmas de Gran Canaria, por la que absolvía de los presuntos delitos de calumnias e injurias a dos periodistas, que habían sido denunciados por Soria.

Manuel Marcos Pérez incidió en que es "necesario evitar que la acción penal se convierta en un instrumento para amedrentar las libertades", y acusó a Rivero de "no sólo compartir estas acciones sino de usarlas con el mismo fin", por lo que quiso dejar claro que "no es nueva la táctica de la querella para que el que quiera expresarse libremente no lo haga por miedo".

En esta tesitura, el diputado del PSC-PSOE dijo que Rivero "se siente cómodo con quien a toda costa quiere poner en cuestión el Estado de Derecho cuando las cosas no le van bien", y le recordó que la libertad de expresión es "un Derecho Constitucional que el Gobierno censura a diario cuando no se coincide con su política y siempre como represalia".

El presidente autonómico, en su respuesta, se dirigió a Manuel Marcos Pérez diciendo que quien le había escrito la pregunta le había hecho "una faena", y recordó que la querella a la que aludía es de 2006, por lo que "nada tiene que ver" con su Gobierno. "Yo únicamente respondo sobre actuaciones de los miembros del Gobierno de Canarias", recalcó Rivero, quien puntualizó que el derecho al honor y a la imagen es "un derecho fundamental, por lo que las acciones que en su defensa hagan algunas personas como ciudadanos, nada tienen que ver con la acción política".