6 de abril de 2020
30 de septiembre de 2008

Piden 15 años de cárcel para cuatro mossos d'Esquadra y un sanitario por la muerte de un enfermo en Cercs (Barcelona)

BARCELONA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Barcelona juzgó hoy a cuatro mossos d'Esquadra y un sanitario por la muerte de un hombre con un brote psicótico en Cercs. La acusación particular solicita tres años de prisión para cada uno de ellos por homicidio imprudente, mientras que la Fiscalía considera que no cometieron ninguna irregularidad.

Sobre las 17.50 horas del 20 de septiembre de 2003, la Policía catalana recibió una llamada de Rafael R.R. pidiendo ayuda para controlar a su hermano Francisco Javier, pues éste lo había ido a visitar muy alterado a causa de un brote psicótico. El médico recomendó que se le administrara un tranquilizante.

Ante el estado de alteración que presentaba el enfermo y siguiendo el protocolo establecido para estos casos, los mossos y el sanitario lo esposaron, lo tumbaron en el suelo y le colocaron un colchón encima para evitar que se autolesionara o hiciera daño a alguno de los presentes.

Un rato después, el doctor vio que el enfermo estaba cianótico --su piel tenía un tono azulado a causa de la mala circulación de la sangre--, por lo que le practicaron la reanimación cardiorespiratoria y, una vez recuperado, lo trasladaron a un hospital, donde falleció a las 00.40 horas del día 21.

El forense que practicó la autopsia determinó que Francisco Javier R.R. falleció a causa de una parada cardiorespiratoria sin que ésta pueda atribuirse a la actuación de los procesados --motivo por el que la Fiscalía no acusa--, como explicó el perito que compareció hoy ante el tribunal.

Sin embargo, el abogado de la familia entiende que actuaron de forma negligente, por lo que elevó a definitivas sus conclusiones provisionales y solicitó que se condene a cada uno de los imputados a tres años de prisión por homicidio imprudente.