29 de mayo de 2020
22 de septiembre de 2008

Piden un año y medio de cárcel para un hombre acusado de intentar robar en el Palacio de Justicia de Barcelona

BARCELONA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado Penal número 18 de Barcelona juzgó hoy a un hombre que fue descubierto por agentes de los Mossos d'Esquadra cuando trepaba por la pared del Palacio de Justicia de la capital catalana para robar y que presuntamente se resistió a ser detenido. La Fiscalía solicita un años y medio de prisión y que pague 650 euros.

En su escrito de acusación, el Ministerio Público sostiene que Emmanuel M.G. fue sorprendido a las 10.45 horas del 13 de abril por varios agentes cuando estaba encaramado a una ventana del Palacio, en la avenida Lluís Companys, e intentaba forzarla con las manos para robar "cuantos objetos de valor hallase".

Al ser descubierto y obligado a bajar, intentó huir, se opuso "de forma agresiva y violenta" a la detención y propinó una patada a la rodilla de uno de los agentes, por lo que la Fiscalía no sólo le imputa un delito de robo con fuerza en grado de tentativa, sino otro de resistencia y una falta de lesiones.

La Fiscalía fiscal pide una pena de nueve meses de cárcel por cada uno de los dos delitos y una multa de 500 euros por la falta, así como una indemnización de 150 euros para el agente herido. Como el acusado, de nacionalidad mexicana, se encuentra en situación irregular, la fiscal solicitó, como es habitual en estos casos, que se sustituya la pena de prisión por la expulsión del país y que se le prohíba regresar durante diez años.

Emmanuel M.G., quien no ha comparecido al encontrarse rodando un largometraje en su país natal, explicó a su letrada que no intentaba forzar la ventana sino que estaba agarrado a ella para no caer. Según su versión, es escalador de paredes --aunque no ha aportado prueba alguna-- y el coronar un "edificio tan bonito" era un reto.

En cualquier caso, no pretendía llevarse nada del interior, como demuestra, según su teoría, el hecho de haber trepado por la pared del Palacio a plena luz del día y sin ningún objeto o cuerda con el que bajar los objetos que hubiera podido robar.

Además, cuando le dieron el alto, el hombre descendió y no intentó huir corriendo ni se opuso a ser detenido, como alega la Fiscalía, porque se había hecho daño en un tobillo al saltar desde un metro y medio de altura.