30 de octubre de 2020
5 de febrero de 2020

Pineda informa al tribunal que le juzga de que Francisco González se reunió con policías antes de denunciar a Ausbanc

Insiste en que la causa debe anularse porque "es producto del delito" y su defensa se ve imposibilitada para actuar en el juicio

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

La defensa del presidente de Ausbanc, Luis Pineda --que será interrogado este jueves en el juicio por el que se piden para él casi 119 años de cárcel por extorsionar a entidades financieras- ha presentado un escrito ante el tribunal para informarle de determinados datos obrantes en la pieza BBVA de 'Tándem' que demostrarían que todo este procedimiento contra él en la Audiencia Nacional es "es producto del delito" y ello imposibilita su defensa. En concreto, indicios que sitúan al expresidente de la entidad Francisco González en una reunión en sede policial antes de presentarse la denuncia anónima contra Ausbanc.

En el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, la defensa de Pineda que ejerce Durán&Durán Abogados incluye un fragmento concreto de un informe de la Fiscalía Anticorrupción del pasado mes de noviembre que obra en el sumario de la citada pieza de 'Tándem', cuyo secreto se levantó esta semana, y que es en la que se investigan los contratos entre el banco y el comisario jubilado en prisión José Manuel Villarejo.

En este contexto, Anticorrupción destaca que el director de los servicios jurídicos contenciosos del BBVA, Eduardo Ortega describió en un documento denominado 'Relatorio' su participación junto a González "en un almuerzo en el complejo policial de Canillas el día 7 de enero de 2015 junto a la cúpula del Cuerpo Nacional de Policía, tras la cual se decidió la redacción de una denuncia que se interpondría de forma anónima contra Ausbanc" ante la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) para proceder a la investigación de dicha asociación.

A la vista de estas revelaciones, la defensa de Pineda expone ante el tribunal del 'caso Ausbanc' que se encuentra en una situación "sin parangón", "de absoluta perplejidad e indefensión" en el caso que ahora empieza a juzgarse.

"Según avanzan los minutos más elementos de convicción van apareciendo que determinan que estamos ante un proceso que es producto del delito", añade el letrado Durán, lo que no hace sino poner de manifiesto que este es un "proceso judicial de imposible acometida" si no se accede a suspender el procedimiento. "Lo que el primer día de juicio eran especulaciones, después ha resultado ser elementos que no son en modo alguno inequívocos", añaden.

"Esta parte se ve imposibilitada de afrontar el presente procedimiento con todas las garantías debiendo estarse a la petición de esta defensa, y otras, de suspensión por sobrevenir hechos esenciales", concluye.