28 de noviembre de 2020
29 de octubre de 2006

1-N.- Piqué visita el mercado municipal de Torrefarrera (Lleida) y le regalan una pulsera de la suerte

TORREFARRERA (LLEIDA), 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PP a la Presidencia de la Generalitat, Josep Piqué, aprovechó hoy su visita a Lleida, donde celebrará su mitin final en la provincia, para visitar el mercado municipal de Torrefarrera y hacerse con una pulsera de la suerte, que finalmente le acabaron regalando, pese a su insistencia para pagarla.

Acompañado del número 1 de la lista del PP por Lleida, Jordi Montanya, Piqué, de la mano del coordinador del mercado, se fue parando en cada uno de los tenderetes, la mayoría de pantalones, ropa interior y de chandal, para reclamar el voto a los vendedores, casi todos pertenecientes al colectivo de etnia gitana.

Uno de los momentos de la foto llegó cuando Piqué se paró frente a un tenderete en el que vendían pulseras, collares y pendientes de estilo étnico. El dueño, un joven de melena con rastas, acabó por regalar una pulsera de la fortuna al candidato popular. "No se la cobro porque es a precios populares", ironizó el joven.

A pocos metros, le esperaba un puesto de embutidos, con quesos en el mostrador y jamones colgando del techo. Piqué se atrevió con el vino y con destreza cogió la bota y bebió durante unos segundos. "Así me saldrá el mitin fluido", bromeó el propio candidato popular, ante las sonrisas de sus acompañantes.

Durante su visita, que duró más de una hora, Piqué tuvo como gran aliado al propio coordinador del mercado, quien insistió a los tenderos para que votaran al PP. "Trabajará para la viabilidad de la venta ambulante y para el pueblo gitano", advertía el responsable del mercado, ante la mirada de asentimiento del presidenciable popular.

A lo largo de su recorrido, también saludó a algunas mujeres que salían del mercado con bolsas llenas de ropa. "Queremos lo normal. ¿Es mucho pedir esto?", le pedía un hombre, mientras que otra clienta le daba garantías de que el próximo 1 de noviembre irá a las urnas a votar a favor de su partido.

La confusión llegó después de que Piqué saludara a una pareja de vendedores que en aquel momento ya estaban desmontando su tenderete. Cuando el candidato popular ya se encontraba a algunos metros de distancia, uno de los hijos gritó: "Queda claro que el próximo miércoles hay que votar a Jordi Piqué no?".