8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 21 de noviembre de 2019

    PNV y EH Bildu defenderán en el Parlamento vasco el derecho a decidir y un nuevo modelo bilateral con el Estado

    Enmiendan a la totalidad una PNL del PSE sobre el Estatuto que se debatirá el día 28, a dos días de presentarse el texto del nuevo estatus

    PNV y EH Bildu defenderán en el Parlamento vasco el derecho a decidir y un nuevo modelo bilateral con el Estado
    Pleno ordinario en el Parlamento Vasco - PARLAMENTO VASCO

    BILBAO, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El PNV y EH Bildu han presentado conjuntamente en el Parlamento vasco una enmienda a la totalidad contra una iniciativa del PSE-EE sobre el Estatuto de Gernika y su reforma, en la que defienden el derecho a decidir y un nuevo modelo de relación bilateral con el Estado, tal como recogen ambas formaciones en las bases para un nuevo estatus político en Euskadi, en el que trabaja la ponencia de autogobierno.

    La proposición no de ley de los socialistas se debatirá el 28 de noviembre, a dos días de que concluya el plazo que se ha dado al grupo de expertos para que entregue al foro parlamentario un texto articulado de reforma estatutaria.

    La Junta de Portavoces, reunida este jueves, ha fijado para el próximo pleno ordinario de la semana que viene la discusión de la proposición no de Ley del PSE-EE, que presentó con motivo del 40 aniversario del Estatuto de Autonomía el pasado 25 de octubre, en la que pone en valor esta Ley Orgánica Gernika y aboga por su actualización por "procedimientos legales vigentes, respetando el ordenamiento jurídico y métodos democráticos".

    "Era la primera vez en la historia en la que los vascos pudieron refrendar directamente un acuerdo entre las distintas sensibilidades existentes en el país, sus distintos territorios y con el resto de España para construir un modelo de autogobierno que se ha mostrado con el tiempo como la experiencia de mayor progreso y transformación de Euskadi", recuerda el PSE-EE.

    Tras reconocer que este aniversario se produce en pleno proceso de revisión, actualización y modernización del autogobierno vasco, los socialistas creen "especialmente conveniente destacar ese valor de un pacto que ha sobrevivido a las dificultades más extremas, incluso al acoso del mismo que pretendió el terrorismo".

    Por ello, pretende que la Cámara vasca "valore positivamente lo que el Estatuto de Gernika ha supuesto y sigue suponiendo como instrumento de vertebración de la convivencia democrática en Euskadi y fuente de bienestar".

    También emplaza a que el Parlamento "se ratifique en la voluntad de completar el desarrollo del Estatuto mediante el diálogo en el seno de la Comisión Mixta de Transferencias, siguiendo el calendario pactado por los Gobiernos de Euskadi y España".

    Asimismo, solicita que el proceso de actualización del autogobierno en el que se trabaja en la Cámara "garantice el encaje jurídico-legal de la reforma" y sea "tramitado de acuerdo con las normas y procedimientos legales vigentes, respetando el ordenamiento jurídico, los métodos democráticos y los derechos y las libertades de la ciudadanía, con el propósito de profundizar en la convivencia democrática y avanzar en la cohesión y la justicia social".

    PNV-PSE

    Por su parte, PNV y EH Bildu han presentado una enmienda a la totalidad, suscrita por sus respectivos portavoces parlamentarios, Joseba Egibar y Maddalen Iriarte, en la que defienden el derecho a decidir y un nuevo modelo de relación con el Estado basado en la bilateralidad.

    En su texto, recogido por Europa Press, ambos grupos piden, en primer lugar, que la Cámara "ratifique su exigencia de culminar el desarrollo íntegro del Estatuto de Gernika, reafirmando el espacio de poder reconocido en el propio Estatuto y aún no transferido".

    Además, rechazan "los pronunciamientos políticos y estrategias que tienen como objetivo impedir, vaciar y condicionar el desarrollo del autogobierno vasco". Por ello, piden la derogación, "con carácter prioritario, de leyes como la LOMCE, la Reforma Laboral y la Ley Mordaza".

    También manifiestan que la actualización del autogobierno vasco debe incluir una renovación y adecuación del "haber competencial" de Euskadi "a las demandas y necesidades de la sociedad vasca", porque las competencias son "necesarias para garantizar los derechos políticos, económicos, sociales, lingüísticos y culturales de la ciudadanía vasca".

    A su juicio, "para poder asentar una sincera cultura de respeto mutuo y lealtad interinstitucional, que imposibilite incumplir la propia ley y los acuerdos alcanzados, evitando que se haga uso político de dichos incumplimientos", es "imprescindible un nuevo modelo relacional con el Estado, basado en la igualdad, la bilateralidad y el pacto".

    Además, defienden "la incorporación del consiguiente régimen o sistema de garantías, tal y como se recoge en las bases y principios acordados en la ponencia de autogobierno", que fueron suscritas por PNV y EH Bildu. Además, subrayan que, al igual que en otros países del entorno europeo, se "dará cauce al ejercicio del derecho a decidir".

    ILEGALIZACIÓN DE PARTIDOS Y PRESOS

    Jeltzales y coalición soberanista incluyen en su enmienda un rechazo a "los ataques contra los derechos fundamentales realizados por algunos sectores y partidos políticos del Estado, que llegan hasta a pedir la ilegalización de ideologías".

    También exigen la derogación de "la excepcionalidad" que supone la actual política penitenciaria, e insta al acercamiento de todos los presos de ETA y a la puesta en libertad de los que padezcan enfermedades graves e incurables.

    A través de su enmienda a la totalidad, el portavoz parlamentario de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, demanda al Gobierno central que ratifique públicamente su compromiso de cumplir íntegramente el Estatuto con el traspaso de las competencias pendientes. Además, considera que las negociaciones para conseguirlo "deben ser transparentes y, de ningún modo, deben ser utilizadas con fines partidistas".

    La coalición de izquierdas subraya "la necesidad de renovar" el Estatuto e insta al Parlamento a proseguir con los trabajos de la ponencia "para la mejora y actualización del autogobierno, es decir, del derecho que históricamente ha ejercido la ciudadanía vasca de gobernarse a sí misma".

    DERECHOS SOCIALES Y ECONÓMICOS

    Para ello, defiende que el nuevo texto contemple "la consolidación y extensión de los derechos sociales, económicos y culturales; la solidaridad intergeneracional; el diseño de la arquitectura institucional interna de Euskadi o nuevas formas de relación entre instituciones y la ciudadanía".

    Por último, el portavoz del PP, Borja Sémper, en su enmienda a la totalidad, reivindica la vigencia del Estatuto de Gernika, y afirma que "el pacífico, efectivo y leal cumplimiento" de este texto estatutario "ha sido y seguirá siendo referencia obligada para este Parlamento, por cuanto es la voluntad expresada de los ciudadanos, que permite el desarrollo del autogobierno y, bien gestionado, supone la garantía de bienestar y crecimiento para Euskadi".

    "AMENAZA A LA CONVIVENCIA"

    Asimismo, quiere que la Cámara autonómica exprese su "preocupación y rechazo a las bases para la confección de un 'nuevo estatus político para Euskal Herria', aprobadas en la ponencia de autogobierno" por PNV y EH Bildu, "cuyo contenido radicalmente inconstitucional supone una amenaza a la convivencia y la estabilidad política, social y económica del País Vasco".

    En su opinión, "no sólo liquidan el Estatuto de Gernika, sino que se sostienen sobre la afirmación de un inexistente derecho de autodeterminación, afirman la soberanía de un sujeto político imaginario y usurpan los derechos históricos de los territorios forales".

    También lamenta que "introduzcan una inaceptable división entre ciudadanos y nacionales, que pretende instaurar una comunidad con ciudadanos de primera y de segunda categoría, según su adscripción a uno u otro sentimiento de identidad".

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en España