22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 3 de marzo de 2009

    PNV no renuncia a la Lehendakaritza, pero "no sacrificará" a Ibarretxe para lograr un pacto con el PSE-EE

    Recuerda que su partido es el "ganador" y afirma que "se puede ver desplazado" por un PSE que pretende "dar la impresión" de vencedor

    BILBAO, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, aseguró hoy que su partido no renuncia a la Lehendakaritza, y afirmó que "no sacrificará" al candidato a lehendakari, Juan José Ibarretxe, para lograr un pacto con el PSE-EE. Además, manifestó que su partido es el "ganador" de los comicios y señaló que "se puede ver desplazado" por un PSE que pretende "dar la impresión" de vencedor

    En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Urkullu consideró que el hecho de que el líder de los socialistas vascos pueda acceder a la Lehendakaritza con el respaldo del PP creará "inestabilidad institucional" y manifestó que "no es un juego constructivo" por parte de los socialistas vascos pretender "la cabeza de Ibarretxe como un trofeo". "El PNV no sacrifica nada. Tenemos, además, en el PNV experiencias dolorosas como la de Juan María Atutxa", señaló.

    A su juicio, la opción de que Patxi López acceda a la Presidencia vasca puede generar "un inestabilidad institucional" porque "sería como consecuencia del PP no gratuito", dijo, en referencia a Álava y al municipio de Getxo. Por ello, consideró que "está dando la llave" a los populares.

    "¿Cómo pretende el PSE-EE plantear una fórmula de Gobierno en la que dé la impresión de que el PSE ha ganado estas elecciones cuando no lo ha sido, cuando eso esa una mentira?", preguntó. En esta línea, le emplazó a reconocer públicamente "que el ganador de las elecciones autonómicas en la Comunidad Autónoma Vasca es el PNV".

    El presidente del EBB recordó que el PP "se está ofreciendo al PSE de una manera no gratuita, porque no es a cambio de nada". "Hay un ofrecimiento por parte del PP y por parte de UPyD y hay un silencio ante ese ofrecimiento por parte del PSE-EE, pero, además, un silencio cómplice porque dice que mantiene la candidatura de Patxi López. Estamos en la escenificación de algo que está cocinado desde hace tiempo", subrayó.

    En este sentido, instó a la sociedad a realizar "una reflexión" sobre que el ganador de las elecciones es el PNV, "con un planteamiento de lo urgente, lo prioritario y lo que es realmente imprescindible para la sociedad vasca", como la crisis y "prepararnos para el futuro, para ubicar a Euskadi en el mundo, en unos índices de desarrollo humano" y trabajar en la paz, "todo ello profundizando en el autogobierno".

    "El planteamiento que tenía el PSE-EE, junto con el PP, ese planteamiento del cambio por el cambio sin ningún contenido por detrás de ese planteamiento, un planteamiento que buscaba el castigo a Ibarretxe, no se ha visto refrendado por parte de la sociedad vasca", añadió.

    Tras señalar que el PNV no renuncia a que el lehendakari sea del PNV porque "ha sido la fuerza más votada y ganadora en las elecciones autonómicas".

    Por ello, llamó a la sociedad a "que se dé cuenta del juego de lenguajes que utilizan el PSE-EE, el PSOE y el PP, la mentira en la que pretenden instalar a la sociedad vasca, con el apoyo de determinados grupos mediáticos".

    En esta línea, dijo que su partido "ha conseguido el refrendo de una parte importante de la sociedad vasca" y que ha sido el vencedor, pero "se puede ver desplazado". "La sociedad vasca tiene que percibir esto. Estamos ante una situación de crisis, que exige el esfuerzo de todas las formaciones políticas", señaló.

    A su juicio, pese a la pluralidad existente, los socialistas se utilizan "un juego de lenguajes que quiere esconder el frentismo en el que ha estado instalado el PSE junto con el PP". En su opinión, los gobiernos se puedan realizar con acuerdos de coalición o con pactos de legislatura, gobernando en minoría.

    REUNION CON PSE

    Iñigo Urkullu afirmó que, en su reunión con los socialistas vascos, les trasladarán "que su discurso del cambio no ha tenido ningún éxito en las elecciones del domingo pasado, que es un discurso frentista el que pudiera estar ocultando de manera interesada en la apoyatura del PP, que no es a cambio de nada, que el partido ganador es el PNV con cinco o seis escaños más y que hay más de 80.000 votos de diferencia".

    En esta línea, le dirá que "el PNV ha vencido en dos territorios, en Bizkaia y en Gipuzkoa, y en el territorio de Alava estamos muy parejos". "¿Cómo pretende el PSE-EE plantear una fórmula de Gobierno en la que dé la impresión el Partido Socialista de ganador de estas elecciones, cuando es una mentira?", señaló.

    Urkullu subrayó que "no ha habido un reconocimiento público por parte del PSE-EE de que el ganador de las elecciones autonómicas en Euskadi es el PNV". En cuanto "a la situación que nos afecta y que eso puede tener consecuencias en el Gobierno español, eso vendrá después, pero, primero, ser honestos con la sociedad vasca, con el electorado de cada uno, con la responsabilidad que a cada uno le corresponde en función de los resultados".

    El dirigente jeltzale señaló que "hay una sensibilidad ideológica que no ha estado en las elecciones", en alusión a la izquierda abertzale, y precisó que "éste es un juego en una pinza entre una parte la izquierda abertzale o la izquierda radical y el PSOE y el PP, una pinza en la tesis del 'cuanto peor, mejor'".

    EA

    Además, señaló que EA, dado sus resultados, "tiene que hacer su reflexión" y recordó que su formación era "partidaria" de concurrir en coalición. "La sociedad prima alianzas estratégicas entre partidos nacionalistas de convicción democrática y compromiso institucional", apuntó.

    Tras señalar que, desde el primer momento, él precisó que Eusko Alkartasuna no era su "adversario político", agregó que "los resultados electorales están ahí, ante la campaña que EA ha tenido".