3 de abril de 2020
23 de enero de 2008

El Policía descubre un nuevo método de sabotaje para la maquinaria del TAV en poder de los detenidos por 'kale borroka'

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los registros practicados la pasada madrugada en la comarca de Lea Artibai (Vizcaya), dentro de la última operación contra la 'kale borroka', han permitido a la Policía descubrir un nuevo método de sabotaje destinado a la maquinaria empleada en las obras del TAV. En poder de los arrestados se han encontrado virutas de hierro para ser introducidas en los depósitos de combustible de las máquinas e inutilizar así los motores, ya que por su pequeño tamaño son imposibles de filtrar, informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

Como en anteriores operaciones contra el terrorismo urbano practicadas por la Policía se ha encontrado un manual de 'ecotaje', es decir, técnicas para sabotear maquinaria pesada, destinado a sabotear las obras del Tren de Alta Velocidad, según consideran los agentes encargados de la investigación.

Distintos documentos incautados por las Fuerzas de Seguridad demuestran que ETA y su entorno ha fijado las obras del Tren de Alta Velocidad entre sus principales objetivos. Se trataría de hacer de la causa ecologista un "banderín de enganche" con la base social de la izquierda abertzale y algún otro sector, fijándose como modelo la campaña terrorista que obligó a modificar el trazado de la autovía de Leizarán y durante la cual llegaron a ser asesinadas cuatro personas vinculadas a las obras.

Igualmente, han sido hallados en los registros de Markina y Ondarroa documentación de la organización ilegalizada Segi y del colectivo de apoyo a los presos Askatasuna, así como guantes, capuchas, monos y otro tipo del material que los radicales suelen utilizar en los ataques de violencia callejera.

Las fuentes consultadas consideran al grupo responsable de numerosos actos de terrorismo urbano, entre ellos, el que dejó sin servicio de telefonía móvil a un buen número de usuarios de la comarca de Lea Artibai en enero del pasado año tras atacar con un artefacto casero compuesto por una bombona de camping gas y líquido inflamable la torre de France Telekom en Markina.

UN CABECILLA DE 20 AÑOS

A falta de completar las investigaciones, el cabecilla del grupo podría ser Estebe Gandiaga, de tan solo 20 años. El resto de detenidos, todos ellos entre los 18 y 25 años, son los hermanos Urko y Ainhoa Pagoaga, Borja Oregi, Iban Etxebarria, Eneko Ostolaza, Zaloa Zenarruzabeitia y Eneko Etxaburua.

La operación es fruto de las investigaciones llevadas a cabo por la Brigada Provincial de Información de Vizcaya, con el apoyo de las Brigadas de Alava y Guipúzcoa, bajo la coordinación de la Comisaría General de Información y con la autorización del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, ante cuyo titular, el juez Fernando Grande-Marlaska, comparecerán los detenidos en los próximos días.

Durante la operación de esta madrugada se practicaron registros en los domicilios de los detenidos, así como en distintos locales, trasteros, la "herriko taberna" y el "gaztetxe" de Markina.