15 de agosto de 2020
6 de julio de 2020

Policías y guardias civiles encallan por el reparto de la equiparación y dejan la decisión en manos de Interior

Policías y guardias civiles encallan por el reparto de la equiparación y dejan la decisión en manos de Interior
Imagen de archivo de una de las protestas a favor de la equiparación policial - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos de la Policía Nacional y las asociaciones de la Guardia Civil han vuelto a encallar este lunes en una nueva reunión de la negociación para proceder al reparto de los 247 millones del tercer y último tramo del acuerdo de equiparación salarial, lo que deja la decisión final en manos de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior.

Las diferencias, según informan diferentes fuentes de la negociación, siguen siendo insalvables. Las organizaciones representativas de guardias civiles defienden que son las peor pagadas y reclaman el 59% de los fondos, frente al 41% restante que correspondería a la Policía Nacional. También piden la "devolución" de 4,3 millones de euros del 1,7% adicional que se adjudicó a los policías en el segundo tramo.

Los sindicatos de la Policía manejan otros datos y recelan de un reparto que, según ellos, equivale a que la Guardia Civil detraiga una cantidad que sobrepasa el 60% de los fondos, lo que atribuyen a "problemas internos" del Instituto Armado por cuestiones como el desigual reparto de su productividad.

APOYO DE LAS DIRECCIONES GENERALES

El anuncio del desbloqueo del tercer tramo de la equiparación salarial coincidió con las explicaciones en Moncloa del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por el cese del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos el 24 de mayo y el relevo en la cúpula de mando.

Tanto los policías como los guardias civiles esperan que sus respectivas direcciones generales remen a favor de sus tesis y que el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska tome una decisión final atendiendo a criterios objetivos, entre acusaciones cruzadas de presiones y de planteamientos de partida insostenibles por parte de la otra parte de la negociación.

El pasado 1 de julio, el Ministerio del Interior volvió a convocar la Comisión de Seguimiento del Acuerdo para la Equiparación Salarial, que se firmó en marzo de 2018, a la espera de que policías y guardias civiles llegaron a un consenso sobre el reparto de fondos. A la cita asistió el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, que este lunes ha realizado una breve intervención a la espera del entendimiento entre organizaciones.

Interior defiende que el aumento salarial supone un incremento de media del 20% para los agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado una vez que se complete el último tramo de los 807 millones comprometidos en tres años, de 2018 a 2020.

El acuerdo fue suscrito por el Gobierno del PP, con Juan Ignacio Zoido en Interior, antes de la moción de censura. Del mismo siempre ha recelado Jusapol, la plataforma que nació para pedir una "equiparación real" que pasa por doblar la cifra hasta los 1.500 millones de euros. Su 'marca' en la Policía, JUPOL, no participa de la negociación pese a ser el sindicato mayoritario por no ser firmante del acuerdo.