1 de marzo de 2021
11 de diciembre de 2014

Pons (PP) critica que la izquierda quiera "que se vayan el 100% de los políticos por un mínimo porcentaje de corruptos"

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario general de Estudios y Programas y el jefe de la delegación española en el Grupo Popular del Parlamento Europeo, Esteban González Pons, ha defendido este jueves que la izquierda "está pretendiendo que por un mínimo porcentaje de corruptos se vayan el 100% de los políticos".

En este sentido, Pons ha dicho que "la extrema izquierda" pretende que "se vayan todos los partidos" para "que se acabe la Transición y empiece la ruptura". Pons ha advertido de que "hay que apartar de la política a los corruptos", pero ha defendido que es un riesgo generalizar.

Frente a los que "intentan que esté en revisión el sistema democrático que empezó en 1978", el eurodiputado ha defendido que el PP está "solo" defendiendo "la Constitución, la unidad de España y la democracia de 1978" y ha pedido a los miembros de su partido que sean "particularmente responsables porque no pueden fallarle a España".

Pons ha considerado que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, "continúa en una carrera suicida" encaminada hacia "la irrelevancia", que le conducirá a que en las próximas elecciones los españoles decidan "si es presidente del Gobierno Mariano Rajoy o Pablo Iglesias".

En este Sentido, Pons ha asegurado que "se van a confrontar dos modelos de España y dos modelos de entender la democracia". El que representa el PP, que ha equiparado al británico, el francés o el alemán o los que "quieren convertir a España en la Venezuela de Europa".

Así, Esteban González Pons se ha preguntado "en qué lado habría estado Pablo Iglesias del Muro de Berlín" y, en cuanto al futuro, "cuál sería la gestión de Podemos de asuntos como la frontera con Melilla", el soberanismo catalán o en la lucha contra el terrorismo.

Para el portavoz popular ahora en España existen dos partidos de izquierda, Podemos, y "un PSOE que ahora se llama Queremos y no Podemos". Pons ha defendido que Sánchez "no sabe qué más hacer para ser más de Podemos que los de Podemos" y ha ironizado diciendo que "sólo le queda por ver que Pedro Sánchez confiese que estuvo acampado en Sol el 15-M o se deje coleta".

González Pons ha participado en un acto en Melilla, organizado el Grupo Popular español en el Parlamento Europeo, donde ha asegurado "estar convencido" de que Pedro Sánchez y el PSOE, "si se empeñan un poquito más", van a conseguir "el objetivo que desean: ser irrelevantes".

En esta línea, Pons ha mantenido la postura de otros compañeros de su partido que han asegurado que los socialistas están "enzarzados" con Pablo iglesias y Podemos "para ver quién fue el primero que lanzó el mensaje del 11-M" que, para Pons, "instaba a asaltar la sede de un partido" en un día de reflexión electoral. Para el portavoz popular, "eso es algo de lo que cualquiera debería sentir vergüenza".

DEBATE IDEOLÓGICO

González Pons ha indicado que "el próximo debate también va a ser ideológico" y que en las próximas elecciones "no sólo se va a hablar de economía" sino que será "un enfrentamiento de ideas contrapuestas".

En este sentido, el eurodiputado ha lamentado que, aunque el PP "haya conseguido que la economía remonte, que se reduzca el paro y que haya vuelto la seriedad de la gestión pública" y España tenga un presidente "respetado y que da ejemplo", "no va a bastar con todo eso" y el PP, va a tener que volver "al debate de las ideas, al debate ideológico" y "hablar de sus principios y de los valores de la Constitución".

En cuanto a Melilla, González Pons ha defendido que "los del PP cuando van, van los primeros, no sólo van a la valla". En este sentido, ha dicho que su grupo "va a ver también a la sociedad civil de Melilla: estamos con su Cámara de Comercio, con sus empresarios, con sus comerciantes y con sus autoridades".

En este sentido, Pons ha señalado tres compromisos que se les ha planteado a la delegación de eurodiputados populares: la ampliación del puerto de Melilla y la defensa de financiación europea para ello, que se habiliten precios competitivos para el transporte aéreo y que ello redunde en el turismo y que Bruselas, al fin, reconozca a Melilla como Región Ultraperiférica de Europa.

Para leer más