23 de septiembre de 2020
6 de agosto de 2020

El PP anima a Revilla a "apartar" al PSOE del Gobierno cántabro tras las "bofetadas" de Sánchez y ofrece su ayuda

El PP anima a Revilla a "apartar" al PSOE del Gobierno cántabro tras las "bofetadas" de Sánchez y ofrece su ayuda
Buruaga - PP - ARCHIVO

SANTANDER, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presidenta autonómica del PP, María José Sáenz de Buruaga, ha afirmado que los cántabros están "estupefactos" al ver que el jefe del Ejecutivo regional, Miguel Ángel Revilla (PRC), sigue gobernando con el PSOE pese a que la "humillación" y las "bofetadas" del Gobierno presidido por Pedro Sánchez y le ha ofrecido la "ayuda" de su partido a "recuperar" Cantabria, pero le insta a "apartar" a los socialistas.

"Es la hora de reflexionar en serio. Revilla tiene que elegir entre Cantabria o sus socios de Gobierno porque Cantabria y el PSOE son hoy irreconciliables. Es su decisión y su responsabilidad", ha dicho este jueves en rueda de prensa la presidenta de los populares cántabros.

En su comparecencia pública, Sáenz de Buruaga ha opinado que Cantabria necesita, además de un plan de recuperación, un "Gobierno sólido y fuerte capaz de plantar cara y acabar con el maltrato de Sánchez", que "no esté rendido al PSOE" y a los intereses del jefe del Ejecutivo central y secretario general de los socialistas.

La presidenta del PP regional considera que la situación de Cantabria requiere plantear la legislatura "de otra manera". "Hay que demostrar que se defiende a Cantabria y la manera de demostrarlo es apartando a quienes la perjudican", ha aseverado Sáenz de Buruaga, en alusión a los socialistas, socios del PRC en el Gobierno autonómico.

"BOFETADAS" Y "HUMILLACIÓN" DE SÁNCHEZ A CANTABRIA

La líder de los populares cántabros ha señalado que "no hay semana en la que la comunidad no reciba una bofetada" del PSOE desde el Gobierno central mientras --ha dicho-- "Revilla no se mueve", "sigue gobernando con Sánchez y Cantabria soportando la humillación".

Como ejemplo de los "ataques socialistas" a la comunidad, Sáenz de Buruaga se ha referido a la paralización o ralentización de las grandes obras de infraestructuras en la comunidad que dependen del Gobierno de España; el recurso del Ejecutivo central contra la sentencia de la Audiencia Nacional que reconoce el derecho de Cantabria a recibir los 22 millones por la anualidad de Valdecilla de 2016, o el perjuicio que, a su juicio, ha sufrido Cantabria en el reparto del fondo extraordinario de 16.000 millones, al recibir, según ha indicado "90 millones menos" de lo que correspondían a la comunidad.

A ello, ha señalado que hay que unir que Sánchez "acaba de robar", según ha dicho, a los ayuntamientos cántabros 450 millones de sus ahorros o que parezca que no va a abonar a Cantabria los 45 millones del IVA de diciembre de 2017.

Sáenz de Buruaga ha señalado que, ante estos "ataques", Revilla se queja pero, al margen de ello, su reacción es "absolutamente ninguna". "Necesitamos menos gestos y menos lamentos. Y más eficacia y más resultados", ha dicho la líder de los populares cántabros.

PP TEME QUE FONDOS UE SE DISTRIBUYAN EN UN "REPARTO POLÍTICO INJUSTO"

Ha advertido de que se está en un "momento crucial" en el Cantabria se juega su recuperación y, por tanto, la comunidad "no puede conformarse con un euro menos de la tarta que le corresponde".

En este sentido, ha aludido al reparto de los fondos europeos para la reconstrucción del país, de los que el pasado viernes Sánchez informó a las comunidades en la Conferencia de Presidentes celebrada en La Rioja y que, según se explicó, no se distribuirán a través de las CC.AA sino en función de proyectos.

Buruaga ha señalado que su partido "no pone peros" a que el fondo se reparta en función de proyectos "siempre que exista una cogobernanza real, siempre que el Gobienro de España cuente con las comunidades autónomas para gestionarlos y presentar los proyectos".

En este sentido, la líder del PP ha reconocido que le "preocupa, y mucho", que sea Sánchez y el Gobierno el que se reserve "la llave del reparto y asuma directamente" el reparto de los fondos europeos" y teme que "lo que debería ser una distribución justa y equitativa en base a unos criterios claros y objetivos, puede convertirse en un reparto político injusto, en una suerte de lotería en función de los intereses partidistas de Pedro Sánchez y el PSOE".

"Existe un altísimo riesgo de que eso ocurra cuando el chantaje de los nacionalistas y los independentistas se ha convertido en un elemento más de la política española", ha opinado Buruaga, que, como prueba de lo que manifiesta, ha indicado que de la Conferencia de Presidentes, el jefe del Ejecutivo del País Vasco, Íñigo Urkullu (PNV), "salió con 2.000 millones de euros más en la cartera" gracias a la concesión de un "déficit a la carta" que, según Buruaga, "rompe la igualdad de los españoles".

Respecto a esto, Buruaga se ha quejado de que Revilla, al contrario que Urkullu, "no consiguió nada" y, además, "fue tibio y poco contundente en la reivindicación".

También ha señalado que, "en ningún momento" se ha oído al presidente cántabro de advertir que "no va a permitir más agravios a Cantabria en ninguna materia y que no va a tolerar ni un minuto más el maltrato de Pedor Sánchez". "Todo lo contrario, lejos de poner pie en pared, ya nos está preparando para la próxima ante el temor más que fundado de que la región vuelva a salir escaldada en la distribución de las nuevas ayudas".

De cara a la elaboración de los proyectos en Cantabria que deberán presentarse para optar a la financiación europea, la presidenta del PP espera que Revilla y el Gobierno de Cantabria "den la talla".

También ha mostrado la disposición de su partido a hacer propuestas y colaborar y ha opinado que deberían de primar proyectos que contribuyan a la transición energética en la industria de Cantabria y aquellos relativos a afrontar el reto demográfico y la modernización del medio rural de la comunidad autónoma.

Sin embargo, Buruaga ha insistido en que primero debe elaborarse un plan de recuperación económica para Cantabria que responda a las necesidades de la comunidad, que impulse un cambio de modelo y defina prioridades y líneas estratégicas y luego, "colgando de él, todo lo demás": "proyectos, acciones y presupuestos" porque, a juicio, de la presidenta del PP "sin rumbo y sin plan será muy difícil acertar en los proyectos del fondo europeo".

Además, la presidenta del PP espera que esos fondos europeos que podrán recibir proyectos cántabros para la reconstrucción no sirvan para "exculpar" o "liberar" al Gobierno central de los proyectos comprometidos y que deben ir a cargo de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).