18 de septiembre de 2019
  • Martes, 17 de Septiembre
  • 9 de septiembre de 2018

    El PP busca que el Congreso obligue a Sánchez a reformar ya la financiación autonómica

    El PP busca que el Congreso obligue a Sánchez a reformar ya la financiación autonómica
    MARTA FERNÁNDEZ/EUROPA PRESS - ARCHIVO

    MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El PP intentará el martes que el Pleno del Congreso inste al Gobierno socialista de Pedro Sánchez a presentar un nuevo modelo de financiación autonómica junto con los Presupuestos Generales de 2019, un proyecto que, si cumple la ley, el Ejecutivo debería aprobar a finales de este mes.

    Así figura en la moción que el Grupo Popular someterá a debate y votación el próximo martes en la Cámara Baja y que es consecuencia de la interpelación que el PP dirigió el pasado 20 de junio a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

    En concreto el PP quiere que el Congreso inste al Gobierno a "presentar, coincidiendo con el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019, un nuevo modelo de financiación autonómica y local que garantice el acceso de todos los españoles a servicios públicos equivalentes con independencia del territorio en el que viven".

    Aunque en el texto no pone fecha, la presentación del proyecto de Presupuestos Generales, según establece la Constitución, debe hacerse antes del 30 de septiembre del año anterior.

    En la iniciativa se recuerda que la Ley de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) fue aprobada en 2009 con el Gobierno del PSOE, no se cambió cuando tocaba por la caída de la recaudación tributaria durante la crisis, pero que ahora ya se debe hacer.

    RAJOY YA EMPEZÓ A PREPARARLO

    De hecho, asegura que "en 2017, una vez recuperados los niveles de ingresos previos a la crisis, el Gobierno de Mariano Rajoy dio todos los pasos necesarios para avanzar hacia un nuevo modelo de financiación que contara con el máximo consenso posible, tanto entre la Administración Generales del Estado y las comunidades autónomas, como entre los diferentes partidos políticos".

    Por el momento, el Gobierno socialista ha renunciado a la reforma del sistema de financiación autonómica, aunque está dispuesto a negociar ajustes con las comunidades autónomas que se consideren perjudicadas.