22 de febrero de 2020
4 de enero de 2008

PP critica que Azkarraga está "incómodo" con Educación para la Paz y le acusa de utilizar "matices y equidistancias"

BILBAO, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El parlamentario del PP vasco Santiago Abascal aseguró hoy que el consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social, Joseba Azkarraga, se siente "incómodo" cuando habla de la deslegitimación del terrorismo que pretende llevar a cabo con el Plan de Educación para la paz, presentado esta mañana. Además, criticó en declaraciones a Europa Press que el consejero se sirve de "matices y equidistancias" en este asunto.

El Plan de Educación para la Paz y los Derechos Humanos del Gobierno vasco buscará la "deslegitimación radical del terrorismo" pero no será "un plan antiterrorista de educación", ya que la defensa del derecho a la vida "no puede hacer olvidar otros derechos", según explicó hoy en su presentación el consejero Azkarraga. El plan, que no incluirá a ninguna asociación de víctimas en su Consejo Consultivo, prevé programas de capacitación en Derechos Humanos para policías y funcionarios de justicia y prisiones.

Abascal denunció que es "muy grave ver cómo el consejero dice que el plan pretende la deslegitimación del terrorismo para, acto seguido, decir que no es un plan en educación de carácter antiterrorista".

"Es decir, es sí pero no, es un matiz permanente... se sienten incómodos hablando de esta cuestión, se sienten incómodos utilizando el término de deslegitimación del terrorismo e inmediatamente tienen que venirnos con los matices y las equidistancias", reiteró.

Asimismo, el parlamentario popular también criticó que algunos grupos del Parlamento vasco no han tenido comunicación sobre este plan pero, advirtió, "lo más grave no es que no tengan en cuenta a los distintos grupos de la Cámara, que lo puede ser", sino "lo más grave es que no han tenido en cuenta a las víctimas del terrorismo, a las que no se ha consultado para nada a la hora de elaborar este plan y a las que no se introduce en los órganos de decisión" a la hora de aplicar el plan.

"Eso es lo más grave de todo: no que no se cuenta con los partidos, sino que no se cuenta con las víctimas del terrorismo, que son las afectadas y en principio deberían ser las destinatarias de este plan", explicó.

Abascal también señaló que, al margen de las veces "que se repite la palabra conflicto o la de veces que se incluye el concepto deslegitimación del terrorismo" en este plan, es preciso "fijarse en el fondo" del asunto.

Sobre el trasfondo de esta cuestión, remarcó que no se puede "obviar de ninguna manera que quien hoy estaba en la mesa presentando este plan de Educación para la Paz era el consejero Joseba Azkarraga, que hace sólo cuatro días había arremetido con extrema dureza contra las medidas judiciales contra el entorno de ETA en el juicio 18/98".

"No es creíble que este consejero pretenda en un plan deslegitimar el terrorismo cuando, en realidad, no quiere derrotar el terrorismo y se opone públicamente a todas las medidas del Estado de Derecho que pretenden hacerlo. Por lo tanto, nosotros queremos fijarnos mucho más que en los documentos o en las ruedas de prensa que dé este Gobierno, en los hechos de este Gobierno y por lo tanto no albergamos ninguna esperanza en el plan que hoy se ha presentado y no creemos que tenga ningún efecto en los escolares vascos", concluyó.