28 de mayo de 2020
12 de agosto de 2008

El PP dice que el tripartito usa los PGE como "rehén" y que no se entendería que CiU vetara la comparecencia de Zapatero

VALENCIA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, acusó hoy al Gobierno catalán de estar "echando un pulso" al Ejecutivo socialista "utilizando como rehén a los Presupuestos Generales del Estado del año que viene". Además, avisó a CiU de que "no se entendería" que utilizase su voto en la Diputación Permanente del Congreso para impedir que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparezca en el Congreso para informar del nuevo sistema de financiación autonómica.

González Pons, se refirió de esta manera en rueda de prensa en Valencia a la petición de comparecencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se debatirá el próximo día 20 en el órgano que ejerce las funciones del Pleno en los periodos no ordinarios de sesiones, y se preguntó si hay algún partido que se oponga a esta iniciativa y que prefiera "la oscuridad a la luz" en este asunto.

El responsable popular defendió la necesidad de que Zapatero comparezca en el Congreso y explique "qué está ocurriendo" con la financiación de las comunidades autónomas, un proceso "abierto en canal y sin solución pactada". Pero, además de esto, según el portavoz del PP, hay una crisis económica y un "proceso paralelo abierto" con Cataluña.

PARECE UN GOBIERNO DE COALICION PSOE-PSC

Así, destacó que "si de verdad hay un Gobierno de coalición", entonces es "obligación" de Zapatero "aclarar las condiciones de esa coalición", "las posibilidades de que se rompa" y que informe del precio que el partido mayoritario "está pagando al minoritario". González Pons afirmó que cuando el PSC advierte de que "no votará" los PGE del año que viene, "se está comportando como un partido minoritario en una coalición de Gobierno", aseveró.

Por otro lado, resaltó las declaraciones del conseller de Economía catalán, Antoni Castells, quien señaló que se ha tratado de intimidar a la delegación catalana en la negociación de la financiación. Al respecto, advirtió de que cuando los "reproches" entre el Gobierno y el PSC "son tan subidos de tono" es que "algo está ocurriendo detrás de la cortina".

Del mismo modo, hizo un llamamiento a CiU a la que advirtió de que que, siendo un partido de oposición en Cataluña, "no se entendería que no permitiera en Madrid" que el presidente del Gobierno comparezca en el Congreso para arrojar luz y explicar "la verdad" sobre este asunto.

A su juicio, los diputados del PSC pueden tener "la tentación" de impedir que Zapatero no acuda a la Cámara, pero CiU "no debería estar nunca en esa posición", ya que no gobierna "ni en Madrid ni en Cataluña".