2 de diciembre de 2020
1 de abril de 2007

El PP quiere votar en el Congreso el cese de Magdalena Álvarez después de que los grupos catalanes pidieran su dimisión

La suma del PP y de ERC, CiU e IU-ICV podría derrotar al PSOE y supondría la primera reprobación de un ministro de Zapatero

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PP ha decidido aprovechar las críticas de los partidos catalanes contra la titular de Fomento, Magdalena Álvarez, por los problemas de la red de Cercanías en Barcelona para presentar una proposición no de ley en el Congreso instando al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a cesar a la ministra cuestionada.

En esa votación, que el PP pretende elevar al Pleno del Congreso, los socialistas tendrían problemas para defender a la ministra frente a la suma de los votos de los 'populares' y de los partidos catalanes (CiU, ERC, IU-ICV).

Esa 'alianza' ya forzó al Gobierno a debatir en el Pleno del Congreso la situación de Cercanías en Barcelona y la ministra tuvo que ofrecer sus explicaciones en la sesión plenaria del pasado 21 de de marzo, en lugar de la tradicional comparecencia en la comisión de Fomento.

FALTA DE CRITERIO Y DE CREDIBILIDAD.

Según la propuesta del PP, a la que tuvo acceso Europa Press, en aquel debate Magdalena Álvarez puso de manifiesto "una preocupante falta de criterios de gestión, improvisación en la toma de decisiones y por lo tanto, su responsabilidad" en el "caos de los servicios de Cercanías de Renfe en Barcelona. A su juicio, CiU, ERC e IU-ICV también comparten ese diagnóstico y la responsabilizan del "caos" en Cercanías de Barcelona y "quieren su dimisión".

Así, los 'populares' explican que en su intervención, constataron también que la situación generada por la actuación del Ministerio en relación con los servicios de cercanías de Renfe en la ciudad condal es "injustificable", así como su repercusión en los ciudadanos, hecho que hace, a su juicio, "imprescindible", que se exijan las responsabilidades políticas que procedan.

En la misma línea, recuerdan que la deficiente actuación de la ministra, puesta de manifiesto en la sesión plenaria del Congreso del pasado 21 de marzo, fue resaltada por la mayoría de grupos parlamentarios, que pidieron responsabilidades políticas y la dimisión de Álvarez, con la excepción del PSOE.

CRÍTICAS DE GRUPOS PARLAMENTARIOS.

De hecho, el diputado del PP, Jorge Fernández Díaz, calificó entonces la situación de "caos" y subrayó que Zapatero o la ministra tienen que "asumir responsabilidades políticas", asegurando que la complejidad técnica de la llegada del AVE a Barcelona no puede "justificar la cantidad de incidentes ocurridos", por lo que habló de "absoluta incompetencia".

Por su parte, el diputado de CiU, Jordi Jané, también pidió a Álvarez responsabilidades políticas y exigió el traspaso de la gestión a la Generalitat con las "dotaciones presupuestarias previstas", además de reclamar indemnizaciones para los afectados. En su opinión, las disculpas "no son suficientes". Dos días después, el portavoz de CiU en la Cámara, Josep Antoni Duran i Lleida, pidió su dimisión.

Del lado de ERC, Joan Tardá reconoció en el Congreso la existencia de deficiencias estructurales consecuencia de "años de marginación inversora por parte del PP hacia Cataluña, con la desafortunada connivencia de CiU", pero no dejó de pedir la dimisión de la ministra.

El diputado de IU-ICV, Joan Herrera, calificó la situación de "cataclismo" y reclamó una "reorientación" de la política del Gobierno. También pidió una visita de la ministra para conocer la situación y le reclamó la puesta en marcha de un Comité de Usuarios de RENFE, un calendario y un método para liquidar la "deuda social" que se está generando así como el traspaso de las Cercanías a la Generalitat.

Por todo ello, ahora el PP ve coherente que el Congreso constate "la falta de credibilidad de la ministra de Fomento, tal y como quedó acreditado en su reciente comparecencia" en la Cámara Baja, e insta, al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "a tomar las medidas oportunas para que se exijan las responsabilidades políticas que se deriven de su actuación" mediante esta iniciativa.