30 de marzo de 2020
18 de marzo de 2014

El PP rechaza obligar al Gobierno a enviar sus anteproyectos a la oposición: "Sería una injerencia"

PSOE, CiU, Izquierda Plural y UPyD apoyan el texto porque contribuye a "mejorar" el trabajo parlamentario y adaptarlo a los nuevos tiempos

El PP rechaza obligar al Gobierno a enviar sus anteproyectos a la oposición: "Sería una injerencia"
EUROPA PRESS

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PP ha rechazado este martes en el Pleno del Congreso obligar por ley al Gobierno a enviar sus anteproyectos a la oposición, como demandaba el PNV, porque considera que hacerlo supondría una "injerencia" del Legislativo en las competencias básicas del Ejecutivo. Además, ha destacado que la Ley de Transparencia, aprobada hace escasos tres meses, ya garantiza la labor de control de los grupos parlamentarios al Ejecutivo.

Durante la defensa de su proposición de ley, el PNV, por boca de su portavoz, Aitor Esteban, ha señalado que el objetivo de esta iniciativa es "mejorar" el trabajo parlamentario y adaptarlo a "las circunstancias reales" y la "dinámica" de los medios de comunicación, que requieren de una respuesta "rápida" ante las medidas que promueve el Gobierno.

El nacionalista vasco ha subrayado que el Ejecutivo debería hacer una interpretación menos estricta de la Ley del Gobierno --que no le exige a remitir sus anteproyectos a las Cortes--, adecuar el parlamentarismo a las señas de hoy en día y remitir a los grupos esos documentos porque, a su juicio, "no parece serio" tener que buscarlos en las páginas web de los distintos ministerios en aplicación de la Ley de Transparencia.

ES "RAZONABLE" Y "OPORTUNA"

La iniciativa del PNV ha sido respaldada por todos el PSOE, CiU, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y Unión, Progreso y Democracia (UPyD). La ponente socialista, Susana Sumelzo, ha justificado su apoyo apuntando una proposición "razonable" que contribuye a "mejorar" la labor del Parlamento, que tiene que tener un conocimiento "fidedigno" de la labor del Gobierno y no conformarse con que el anteproyecto en este caso se cuelgue en un enlace web

En parecidos términos se ha expresado la diputada de CiU Montserrat Surroca, quien ha añadido la "oportunidad" de la propuesta de los nacionalistas vascos para "garantizar" la "necesaria" transparencia y porque, según ha dicho, no revierte en el trabajo parlamentario, sino también es de interés para el conjunto de la ciudadanía.

Desde la Izquierda Plural, el diputado Joan Josep Nuet también ha avanzado su voto favorable a la iniciativa del PNV porque, a su juicio, en los tiempos que corren supone un "anacronismo" que el Gobierno no envíe a los grupos parlamentarios unos textos de la misma forma que se envía a organizaciones civiles. Ha apuntado, en este sentido, que si el Gobierno quisiera, podría ya remitir al Parlamento "de forma automática" los anteproyectos. "Es una cuestión de voluntad política", ha señalado.

Rosa Díez, en nombre de UPyD, ha abundado en que le resulta "estrambótico" que a estas alturas haya que reclamar al Gobierno algo "obvio", como es que remita al Parlamento textos que envía a los órganos consultivos. "Esta disfuncionalidad no se corresponde ni con los tiempos actuales ni con el espíritu que orienta la Ley de Transparencia, ni con el respeto a la tarea del Parlamento", ha dicho Díez, para quien para corregir esta situación no haría falta reformar textos legales, sino que bastaría con subir un enlace en la página oficial del Gobierno.

EL PP LA CONSIDERA "OPORTUNISTA"

Pese a la acogida favorable de la proposición de ley del PNV, ésta no será tomada en consideración porque el PP la ha rechazado por "obsoleta", "insuficiente", "innecesaria" e incluso "oportunista". Así lo ha manifestado la diputada del PP Amparo Ferrando, quien no entiende que los nacionalistas vascos hayan planteado esta reforma tan sólo tres meses después de aprobarse la Ley de Transparencia.

Una norma, ha dicho, que marca las bases fundamentales de las actuaciones de cualquier administración pública, que nació con el objetivo de restablecer la salud institucional de España, cuyo Portal de la Transparencia entrará en vigor este mismo año y que garantiza la labor de control al Gobierno.

Pero, sobre todo, ha justificado la oposición de los 'populares' en que el control a priori de los anteproyectos por parte de las Cortes Generales supondría una "injerencia" del Legislativo en las competencias básicas del Ejecutivo.