28 de octubre de 2020
6 de febrero de 2020

El presidente de Ausbanc niega haber "intimidado" a Miguel Blesa, y asegura que no le pidió dinero nunca

El presidente de Ausbanc niega haber "intimidado" a Miguel Blesa, y asegura que no le pidió dinero nunca
El expresidente de Ausbanc, Luis Pineda - POOL

El presidente de Ausbanc niega haber "intimidado" a Miguel Blesa, y asegura que no le pidió dinero nunca

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ausbanc, Luis Pineda, a preguntas de la Fiscalía en el juicio oral que se celebra en la Audiencia Nacional, ha negado haber "intimidado" al que fuera presidente de Caja Madrid Miguel Blesa o haberle pedido dinero. También niega que haya habido extorsión a Catalunya Banc, Novagalicia Banco o la entidad Credit Service.

"Yo nunca he intimidado a Blesa, ni le he pedido dinero a él o a su abogado", ha señalado en referencia a su relación con la caja madrileña, antes de confirmar que en el asunto de la compra del Banco de Florida por Caja Madrid, sí que pidieron prisión para el presidente de la entidad.

Pineda, al que la Fiscalía le pide mas de 118 años por extorsionar a entidades bancarias a cambio de no influir negativamente sobre su reputación, sí ha apuntado que en 2012 representa al sindicato Manos Limpias (momento en el que conoce al secretario general del sindicato, Miguel Bernad) en su causa contra Blesa por un crédito al empresario Gerardo Díaz-Ferrán.

Entonces, con Blesa ya fuera de la presidencia, se percatan de la gravedad del caso del Banco de Florida y deciden actuar sobre ese asunto. "Yo soy un profesional, no tengo nada personal contra Blesa", ha advertido en alguna ocasión.

En ese punto, y en referencia al caso del Banco de Florida, ha confirmado que como acusación pidieron prisión para el presidente. "Tácticamente puedes pedir prisión, porque así luego puedes pedir que se levante", ha añadido. Al respecto, ha confirmado también que mantuvo una reunión en 2013 con el juez Elpidio José Silva, y ha afirmado que en dicho encuentro hablarían "de la revocación del auto".

Cabe recordar que ese juez decretó en 2013 prisión provisional para Miguel Blesa, en el marco de la investigación abierta sobre la adquisición por parte de Caja Madrid del City National Bank de Florida.

Con todo, ha insistido en que él no se hizo con la representación de Manos Limpias para influir en Caja Madrid puesto que Blesa abandono la entidad en 2010. Y sí que ha recordado que tuvo momentos de tensión con el que era director de comunicación de Caja Madrid, Juan Astorqui con anterioridad porque le redujo la publicidad y se la asignaba mes a mes "para controlar".

Ha mantenido la misma línea argumental exculpatoria al ser preguntado por las relaciones con Novagalicia Banco --"nadie me ha dicho nunca que les he extorsionado"--, o con Catalunya Banc de los que ha señalado que no cumplieron una sentencia del Supremo y que por ese motivo desde Ausbanc se escribieron artículos contrarios.

No obstante, ha confirmado que todas las entidades trató de firmar convenios de colaboración, patrocinios, estudios y de publicidad que no siempre fructificaron. Aunque ha desligado esa negativa a firmar contratos con ellos de los ataques que pudieran recibir desde la asociación con posterioridad.

UNICAJA, AUSBANC Y LOS ERES DE ANDALUCÍA

En el caso de Unicaja, Pineda ha desligado la demanda de Manos Limpias contra el que fuera su presidente Braulio Medel de los contratos de colaboración con Ausbanc. Mantiene así lo que sostuvo en 2016, cuando declaró que los pagos realizados por Unicaja tenían que ver con los procedimientos relacionados con las claúsulas suelo y no con solicitar la desimputación del presidente de la entidad financiera en el caso de los ERE de Andalucía.

No obstante ha indicado que habló con el secretario general de Unicaja, Ángel Fernández Noriega, y que le indicó que si Medel era capaz de explicar con precisión que no había dinero comprometido ni desvíos, era "injusto" que estuviera imputado. Y que si de él dependía, "haría lo posible para desimputarle".

La Fiscalía pide para Pineda 118 años y 5 meses de cárcel y para Bernad, 24 años y 10 meses al acusarles de delitos de organización criminal y extorsión, y en el caso del primero añade estafa y blanqueo de capitales y le pide una multa de 10 millones de euros.

Para la que fuera abogada de la acusación en el 'caso Nóos', Virginia López Negrete, el Ministerio Fiscal solicita 11 años y 11 meses de cárcel por organización criminal y extorsión. El fiscal, que además reclama la disolución de todas las sociedades vinculadas a Ausbanc y Manos Limpias, dirige su acusación contra ocho personas más, para los que solicita penas que oscilan entre los 16 y los 66 años y 10 meses de prisión.

La siguiente sesión de este juicio oral ha quedado fijado para este viernes, cuando previsiblemente continuará el interrogatorio al presidente de Ausbanc por parte de la Fiscalía.