19 de febrero de 2020
11 de junio de 2018

El presidente de la Comunidad Valenciana prioriza la revisión de la financiación autonómica a la reforma constitucional

Afirma que si estuviera en el lugar de Pedro Sánchez, no convocaría elecciones "por patriotismo"

El presidente de la Comunidad Valenciana prioriza la revisión de la financiación autonómica a la reforma constitucional
EUROPA PRESS

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad Valenciana, el socialista Ximo Puig, ha pedido este lunes al Gobierno español que busque un acuerdo en el ámbito territorial comenzando por la revisión del modelo de financiación autonómica.

En un almuerzo organizado por el Club Siglo XXI, ha advertido de que la crisis del modelo territorial que vive España no afecta en exclusiva a Cataluña y ha alertado de que "la gran reforma pendiente" para el Estado del Bienestar tiene que ver con la revisión del modelo de financiación autonómica, pues son las Comunidades Autónomas quienes tienen transferidas las competencias en educación, sanidad o ayuda a la dependencia.

No obstante, Puig, que habló el viernes con Pedro Sánchez, no le ha urgido a presentar ya una propuesta de reforma del modelo de financiación autonómica, aunque le consta que la titular de Hacienda, María Jesús Montero, con la que ha hablado, ya está trabajando en este asunto.

Ante los ministros de Política Territorial, Meritxell Batet, y los valencianos José Luis Ábalos (Fomento) y Carmen Montón, ministra de Sanidad que Sánchez fichó de la Generalitat valenciana, Puig se ha mostrado escéptico ante la posibilidad de lograr un consenso en torno a la reforma constitucional si antes no se ha sido capaz de lograr un pacto para revisar el modelo de financiación autonómica.

En cualquier caso, Puig ve necesario abordar una actualización de la España de las autonomías porque de lo contrario puede "morir de éxito". Ese proceso debería desembocar finalmente en una reforma de la Constitución que, a su juicio, podría reconocer algunas "singularidades" para ciertos territorios, siempre y cuando esa gestión de la "diversidad" que es España no sea incompatible con la "equidad" entre ciudadanos.

A Pedro Sánchez, con quien estuvo enfrentado en las primarias del PSOE puesto que Puig, como la mayoría de los 'barones', apoyaba a Susana Díaz, el presidente valenciano le ha aconsejado que no convoque elecciones e intente agotar la legislatura, "por patriotismo".

De hecho, ha manifestado que hoy se está cerca de que se agote la legislatura que hace unas semanas, cuando todavía gobernaba Mariano Rajoy. Bajo su punto de vista, es "incuestionable" que el Ejecutivo que ha conformado Sánchez ha generado una imagen de "estabilidad y cambio".

Por eso, se ha permitido hacer una llamada a la reflexión a los partidos que apoyaron la moción de censura a Rajoy para que hagan de este tiempo nuevo un "tiempo útil".

EL MODELO DE INMERSIÓN LINGÜÍSTICA

En respuesta a una pregunta del público asistente, Puig ha puesto en valor el modelo de inmersión lingüística en la Comunidad Valenciana, porque garantiza un mínimo del 25% de las horas impartidas en castellano y valenciano, con el objetivo de que otro 25 por ciento se dé en inglés, cuando los recursos económicos y humanos lo permitan.

Ha recordado que éste es precisamente el modelo que partidos como el PP y Ciudadanos defienden para Cataluña y ha rechazado de forma tajante que se use la lengua como elemento de confrontación.

También le han preguntado por sus desavenencias pasadas con Pedro Sánchez y ha bromeado comentando que cuando escucha a alguien decir que en el PSOE hay dos almas, él siempre piensa: "¡Qué reduccionismo!", porque siempre ha dado por hecho que hay muchas más que dos.

Sobre la retirada de Mariano Rajoy, ha manifestado que le respeta y que, pese a los "errores graves" que cometió, le reconoce que hizo "un servicio al país" y se ha permitido recomendar al PP que celebre primarias para escoger un nuevo líder.