3 de abril de 2020
25 de agosto de 2008

El presidente de Extremadura defiende la igualdad y la razón frente al "rencor" y los "insultos" de políticos catalanes

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, achaca al "rencor" los insultos vertidos en las últimas semanas por el ex diputado de ERC Joan Puig y por el concejal de ICV Lluis Suñé, y considera que "lo que les duele es que en esta España de la Constitución de 1978 nadie es más que nadie".

En medio del debate para la renovación del modelo de financiación autonómica, Extremadura se vio inmersa en la polémica a raíz de que Lluís Suñé difundiera una falsa campaña de solidaridad para apadrinar niños extremeños y de que Joan Puig tachara de "mal nacidos" a los extremeños por no agradecer lo de fine como solidaridad catalana.

En un artículo publicado en su página personal y recogido por Europa Press, Fernández Vara declara no saber muy bien el motivo de "toda esta movida" y declina "caer en la trampa" de la polémica con estos políticos catalanes porque no se debe "prestar atención a quien enreda".

HAY GENTE EN CATALUÑA QUE NO INSULTA

Eso sí, recalca su convicción de que Extremadura "va a seguir defendiendo siempre lo mismo, la igualdad". "Ellos que pongan voces, nosotros las razones", apunta, al tiempo que matiza que aunque se hayan producido estas declaraciones hay "mucha gente que desde Cataluña nunca insulta y siempre da razones".

"Creo que mi condición de presidente de la Comunidad Autónoma de Extremadura me exige poner sentido común donde unos concejales de ERC e ICV han puesto, y siguen poniendo, insultos y rencores", sentencia.