2 de diciembre de 2020
8 de abril de 2006

El presidente de La Rioja considera que Rubalcaba aportará una imagen de "oscurantismo" a Interior

El presidente de La Rioja considera que Rubalcaba aportará una imagen de "oscurantismo" a Interior

LOGROÑO, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, consideró hoy que el nuevo ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aportará una imagen de "oscurantismo" a este Departamento.

En su opinión, con la remodelación del Gobierno nacional, su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, "ha perdido una oportunidad para dar una imagen de fortaleza".

Tras inaugurar el nuevo Centro Paleontológico de Icnitas, Sanz se refirió a los cambios en el Ejecutivo central para afirmar que se ha centrado "en el cambio en Interior y Defensa porque alguien sobraba".

Así, considera que Rodríguez Zapatero ha considerado que "alguien estorbaba y alguien era mucho mejor". "Por eso, ha metido en Interior a un hombre que, en su trayectoria histórica, ha estado muy vinculado a la manipulación y las cosas oscuras", añadió en referencia a Pérez Rubalcaba.

El presidente riojano también se refirió al proceso de paz que se ha iniciado en el que, según dijo, el nuevo ministro "puede que sea poco claro y transparente".

Por todo ello, el jefe del Ejecutivo riojano consideró que se Rodríguez Zapatero "ha perdido una oportunidad de hacer una remodelación mucho más amplia para cambiar a ministras y ministros que están dando una imagen muy débil, muy fracasada". Citó, en concreto, a los Departamentos de Vivienda y Cultura dirigidos por María Antonia Trujillo y Carmen Calvo, respectivamente.

Para Sanz, Zapatero podría haber dado "impulso, ilusión, confianza y esperanza en un Gobierno que, después de dos años, está provocando una situación de fracaso". En ese sentido, se refirió, sobre todo, a la política económica que, dijo, "debería haber impulsado".

En cuanto al caso de la ministra de Educación, María Jesús Sansegundo, señaló que "es un signo de fracaso". Añadió, no obstante, que "no deja de ser, también, un señuelo para tapar lo que está hecho para eliminar a los que estorban, creaban inquietud y discrepancia con determinadas actuaciones del Gobierno", concretamente, "en la ruptura de la unidad de España y lo que se puede apuntar en una negociación".