2 de marzo de 2021
11 de septiembre de 2008

El Príncipe de Asturias visita mañana el Real Instituto y Observatorio de la Armada de San Fernando (Cádiz)

CÁDIZ, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Su Alteza Real el Príncipe de Asturias visita mañana el Real Instituto y Observatorio de la Armada, en San Fernando (Cádiz), acompañado por el Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante general Manuel Rebollo García, según informó la Subdelegación del Gobierno de Cádiz.

El Real Instituto y Observatorio de la Armada es un centro científico que, además de servir como observatorio astronómico y geofísico, se dedica a aquellas áreas de la física y las matemáticas de especial interés para la Marina, así como de ofrecer formación científica superior, según figura en la web de la Casa Real.

Sus orígenes se remontan al siglo XVIII, cuando el insigne marino y científico Jorge Juan propuso al Marqués de la Ensenada la idea de instalar un observatorio en el Castillo de la Villa (Cádiz), sede de la Academia de Guardias Marinas, para que los futuros oficiales de la Marina aprendiesen y dominasen una ciencia tan necesaria para la navegación como era entonces la astronomía.

Como consecuencia de la propuesta de Jorge Juan, en 1753 nació el entonces llamado "Real Observatorio de Cádiz", como una dependencia anexa a la Academia de Guardias Marinas. A partir de entonces, el nuevo observatorio, el más meridional de Europa, fue ganándose un merecido prestigio en el contexto astronómico europeo, gracias a los importantes trabajos desarrollados por personajes como Luis Godin o Vicente Tofiño y al apoyo técnico y científico prestado a las expediciones ilustradas del último tercio del siglo XVIII.

En 1798, el observatorio fue trasladado a la Isla de León (actual San Fernando), donde había sido construido, según los planos del Marqués de Ureña, donde se ubica hasta nuestros días.

Durante sus 250 años de funcionamiento se fueron añadiendo a sus originales tareas astronómicas misiones tan importantes para la Armada y para la ciencia española como el cálculo de las efemérides y la publicación del Almanaque Náutico, el Curso de Estudios Superiores, el Depósito de Cronómetros e Instrumentos de la Marina, las observaciones meteorológicas, sísmicas y magnéticas, y la determinación científica de la hora.