22 de octubre de 2020
20 de diciembre de 2010

A prisión cinco de los 35 miembros del clan dedicado al tráfico de drogas en Sevilla

SEVILLA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla ha ordenado el ingreso en prisión de cinco de los 35 detenidos por el Cuerpo Nacional de Policía en el Polígono Sur por su presunta pertenencia a un clan dedicado al tráfico de sustancias estupefacientes, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

En este sentido, fuentes policiales consultadas por Europa Press han detallado que, tras ser detenidos en la jornada del pasado viernes, los 35 integrantes de este clan --todos ellos de nacionalidad española-- han prestado declaración durante el fin de semana en sede policial, pasando a disposición judicial tan sólo diez de ellos, ya que el resto fueron puestos en libertad con cargos imputados por un delito contra la salud pública.

De este modo, la juez tomó declaración en la tarde de este domingo a estas diez personas, tras lo cual decidió el ingreso en prisión de cinco de ellos y la puesta en libertad con cargos de los cinco restantes, todos ellos imputados por un delito contra la salud pública, han apuntado las mismas fuentes, que han precisado que la investigación de la causa corresponde al Juzgado de Instrucción número 2, que en el marco de esta investigación deberá determinar si también imputa a los detenidos los delitos de receptación y de tenencia ilícita de armas.

En el momento de las detenciones, estas 35 personas se encontraban repartidas en cinco domicilios, algunos de los cuales se utilizaban como punto de venta y consumo de drogas --sobre todo heroína y cocaína-- y otros para el depósito de éstas, dinero y armas. Así, en uno de los cinco pisos intervenidos, donde se encontraba el mayor alijo de droga y armas, se encontraban 27 de los detenidos, los cuales estaban en ese momento consumiendo o preparando papelinas para su posterior venta.

NUMEROSO ARMAMENTO

De esta forma, la Policía Nacional se ha incautado de tres subfusiles 'UZI', consideradas armas de guerra, con sus correspondientes cargadores, una réplica del fusil M16, un rifle de calibre 22, un revólver 'Magnum' del calibre 44, dos pistolas de aire comprimido, cuatro pistolas del calibre nueve milímetros, un total de 1.763 cartuchos, tres cajas de munición, un trabuco, tres catanas, dos machetes, dos navajas y tres cuchillos.

Además, los agentes han intervenido dos chalecos antibalas y dos de antifragmentación como los usados por el ejército, 5.000 euros, joyas valoradas en 12.000 euros, dos vehículos de alta gama valorados aproximadamente en 80.000 euros, así como cocaína, heroína y hachís en diferentes cantidades, según ya explicó el responsable de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, Manuel Piedrabuena.

Piedrabuena detalló que el clan estaba dirigido por unas nueve personas, si bien se está "determinando el grado de participación de cada una de ellas", pues la Policía Nacional tiene presente que algunos de los detenidos ejercían de los conocidos como "aguadores". La Policía Nacional ha identificado al jefe de la organización, J.M.C.S., de 28 años de edad y con una detención policial anterior, cuya función principal era "dirigir las operaciones de abastecimiento y suministro de droga, así como la posterior recaudación de las ganancias obtenidas con la venta".

PARTICIPACIÓN DE HASTA 80 POLICÍAS

Además, según ha indicado Piedrabuena, "un puesto relevante" lo ocupaba su esposa, R.A.M., de 26 años, y con dos detenciones policiales anteriores, así como R.G.M., de 25 años, encargado directo de la venta de droga y con tres detenciones anteriores, y F.J.H.O., de 22 años y con dos antecedentes policiales.

La operación, que se ha dado por concluida con la desarticulación total de esta organización, se inició el pasado mes de agosto comenzando la detención a las 8,00 horas de este viernes y terminando seis horas más tarde con la actuación de un total de 80 policías, 30 de ellos agentes de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco), así como agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana, de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES), de la Unidad de Subsuelo y de la Comisaría del Distrito Sur, que han trabajado con la ayuda de guías caninos.