30 de marzo de 2020
9 de enero de 2008

Prorrogan la detención del sospechoso de la muerte de su novia en Salt (Girona) al caer de un segundo piso

GIRONA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El juez de Girona prorrogó esta tarde la detención del joven sospechoso de haber matado a su novia el lunes en Salt al caer desde un segundo piso. El hombre pasó esta mañana a disposición judicial y lo puede volver a hacer mañana jueves.

Segundo Aristóbulo C.J., de 29 años, declaró ante el juez pero éste decidió prorrogar la detención en comisaría al considerar que faltan elementos de consideración en las diligencias policiales. Cuando las tenga, probablemente mañana, volverá a citar al joven y entonces decidirá si le deja en libertad o decreta su ingreso en prisión.

La pareja convivía en el domicilio donde sucedieron los hechos, en la avenida Països Catalans, desde hacía unos meses, a pesar de que el detenido tenía una orden vigente de alejamiento de la mujer, Oksana M., de 25 años y origen ruso, desde que en enero del año pasado el hombre fuera detenido en Palamós (Girona) por agredirla.

Los investigadores creen que antes del suceso la pareja había discutido de forma exaltada. No obstante, también contemplan la posibilidad de que la caída desde un segundo piso al patio interior del inmueble fuera debida a un accidente o a una muerte voluntaria.

El detenido, ecuatoriano y vecino de Salt, y su pareja convivían con una familia y otra persona más. Sus vecinos manifestaron que las discusiones entre ellos eran habituales, y por ello "todos se quejaban", explicó a Europa Press una de sus vecinas, Beatriz Martín.

La propietaria de la vivienda en la que residían, Bella, aseguró que la noche del suceso los escuchó discutir, aunque vio que ella "estaba bien". La mujer indicó que, después de escuchar un "ruido inmenso", corrió hacia la habitación de la pareja donde se encontró al hombre que le dijo: "Se ha tirado".

DETENIDO POR LA MUERTE DE SU ANTERIOR COMPAÑERA.

Segundo Aristóbulo C.J. ya fue detenido en mayo de 2005 por su presunta implicación en la muerte de una anterior compañera sentimental, una mujer de 23 años cuyo cadáver fue hallado cerca de la N-II en Sils (Girona).

En aquella ocasión, el detenido fue puesto en libertad por falta de pruebas, puesto que los forenses determinaron que la fallecida, Petronila B., de nacionalidad rumana y que ejercía la prostitución, había muerto debido a una sobredosis de droga. Sin embargo, el detenido admitió entonces que cuando la vio muerta se asustó y enterró el cuerpo en un bosque cercano.