19 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Protección Civil edita 1.500 manuales para que restaurantes, bares y cafeterías puedan actuar y evitar incendios

Protección Civil edita 1.500 manuales para que restaurantes, bares y cafeterías puedan actuar y evitar incendios

MURCIA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Desarrollo Sostenible y Ordenación del Territorio, a través de la Dirección General de Protección Civil, ha editado un 'Manuel Básico de Autoprotección de Incendios en Establecimientos de Restauración' de la Región de Murcia, para lo que se repartirán unos 1.500, con el objetivo de evitar este tipo de incidentes en restaurantes, bares y cafeterías.

Este manual, que hoy fue presentado en rueda de prensa por el consejero de este departamento, Benito Mercader, también pretende dar procedimientos de actuación, para el caso de declararse fuego, al personal que trabaja en este tipo de locales.

Un representante de la Federación Regional de Empresarios de Hostelería (Hostemur), Jesús Pacheco, precisó que este manual "se repartirá entre los más de 1.000 asociados que tiene la federación en cuanto a restaurantes y bares", por lo que no dudó en afirmar que "se cubrirá casi la totalidad de establecimientos de restauración de la Región".

Al respecto, Mercader explicó que este manual, realizado por técnicos de la Dirección General en colaboración con Hostemur, "contiene las instrucciones necesarias para la elaboración de planes de autoprotección en los locales, desde un inventario de instalaciones y la evaluación de su riesgo hasta las medidas de autoprotección, consejos para el adecuado mantenimiento de todo tipo de aparatos y los procedimientos de actuación para casos de emergencias".

En esta misma línea, precisó que "ofrece información útil para la periódica revisión del plan de autoprotección o la celebración de simulacros y su evaluación".

En esta misma línea, el representante de Hostemur avanzó que "se tiene previsto hacer en breve, una vez que se haya distribuido entre los empleados el manual y se les haya dado la formación adecuada, simulacros, que se pondrá en conocimiento público a través de Protección Civil".

Y es que, a juicio de Pacheco, "las discotecas y las grandes cafeterías y restaurantes son los que podrían tener mayor peligro de cara a sus clientes e instalaciones", motivo por el que en el manual, subrayó, "vienen unas fichas de protocolo de cómo realizar esos simulacros, qué es lo que se tiene que vigilar y hacer".

Se trata, en definitiva, de una guía "práctica", en donde también se pretende, a la hora de realizar esos simulacros, "buscar modelos de establecimientos donde más problemática pueda haber".

Asimismo, es una continuación del que se editó en la primavera pasada, en virtud del convenio suscrito con Hostemur, y que versaba únicamente sobre los alojamientos turísticos.

En este caso, se incluyen unas fichas que las tiene que rellenar el empresario, y se constituye, de este modo, "como una herramienta de trabajo a disposición de sus empleados para conocer las actuaciones, cómo actuar ante el fuego y minimizar esos daños a los clientes", indicó Pacheco.

Como proyectos futuros, mostró su pretensión de "seguir trabajando no sólo en estos manuales, sino también en la digitalización y planes de prevención de incendios y evacuación de los establecimientos con el objetivo de que estén a disposición del 112".

Ante este panorama, el consejero de Desarrollo Sostenible aseguró que "la mejor emergencia es la que no se produce, por lo que la prevención es fundamental". En este sentido, dijo esperar que el manual "tenga la máxima difusión", al tiempo que instó a que sus recomendaciones "se sigan escrupulosamente en bien de las empresas, de sus trabajadores y clientes".

AUMENTO DEL NÚMERO DE INCENDIOS.

En relación al número de incendios atendidos este año por el Centro de Coordinación de Emergencias, en concreto desde el 1 de enero hasta el 30 de noviembre, Mercader expuso que la cifra asciende a 77, "de los que menos de la mitad ocurrieron en establecimientos de restauración y ninguno de ellos fue grave en cuanto a daños materiales o personales".

Con respecto al mismo periodo del año anterior, se registró un leve aumento (69 incendios), cifras que, a su juicio, "justifican la elaboración de esta guía para disminuirlas y poder erradicarlas en un futuro".