19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 9 de enero de 2009

    PSE afirma que Patxi López no tiene por qué renunciar a ser lehendakari aunque el PNV gane en votos y en escaños

    Dice que no le "van a mendigar" al PP sus escaños, porque hay "muchas posibilidades aritméticas de hacer gobierno"

    BILBAO, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general del PSE-EE de Vizcaya, José Antonio Pastor, afirmó que Patxi López no tiene por qué renunciar a ser lehendakari, aunque el PNV gane en votos y en escaños. Asimismo, indicó que el PSE "no va a mendigar" al PP sus votos en caso de que obtenga unos resultados electorales que le permitan conformar un Ejecutivo vasco porque "hay muchas posibilidades aritméticas de hacer gobierno en este país".

    En una entrevista a ETB, recogida por Europa Press, preguntado por si puede haber un acercamiento entre el PNV y el PSE tras las elecciones, Pastor señaló que "este país es un país muy plural, no ha sido, ni lo va a ser nunca un país de mayorías absolutas".

    "Este es un país en el que hay pluralidad política y una gran diversidad en la forma de entender los sentimientos de ser vascos o dejar de serlo y eso se va a mantener en el tiempo, lo que hace inevitable el pacto, el acuerdo y el consenso entre diferentes. Esa ha sido la tónica en este país desde el inicio de la democracia, los grandes consensos entre partidos distintos", añadió.

    Pastor manifestó que esa tónica sólo se ha roto "en los últimos diez años de Ibarretxe" en los que optó "por otra vía, la acumulación de fuerzas nacionalistas y los gobiernos nacionalistas frente a otras realidades políticas". El dirigente socialista vizcaíno afirmó que le gustaría que también se presentase al PNV sobre sus "preferencias electorales"

    Respecto a la posibilidad de acuerdos con el PP, el dirigente del PSE indicó que habrá que preguntar a esta formación sobre sus intenciones porque hace declaraciones "muy contradictorias" que, "a veces a uno le sorprenden".

    Pastor aseguró que están dispuestos a llegar a acuerdos con todas las fuerzas políticas, "acuerdo políticos con el PNV, con el PP, con EA, con todos los partidos democráticos porque todos pueden aportar algo y una cosa son los acuerdos políticos y otra cosa son los acuerdos de gobierno, que son cosas distintas".

    "El PP decidirá autónomamente lo que quiere hacen con sus votos, porque nosotros ni se los vamos a mendigar, ni se los vamos a pedir en ningún caso porque hay muchas posibilidades aritméticas de hacer gobierno en este país. Lo que está claro es que nosotros tenemos un objetivo único e irrenunciable y es que Patxi López sea lehendakari de este país y, a partir de ese objetivo y partiendo de esa premisa básica, estableceremos los acuerdos convenientes después de oír a los electores y contrastar las propuestas que cada uno pone encima de la mesa", agregó.

    Pastor, tras asegurar que donde se vota y elige al lehendakari es en el Parlamento vasco, se mostró, no obstante, convencido de que van a ganar en escaños y en votos en las próximas elecciones.

    VOTOS Y ESCAÑOS

    Preguntado por si un partido que gane en votos y en escaños debe ser quien gobierne en Euskadi, Pastor indicó que "debe serlo si obtiene los escaños y los apoyos suficientes para poder asegurar que se le elige como representante máximo de este país".

    Pastor afirmó que, aunque "en teoría", la lista más votada tiene "una cierta primacía", pero "se pueden dar y se dan alianzas distintas que provocan otros gobiernos". "Aquí podría pasar exactamente lo mismo o no, dependerá de la capacidad de cada uno de alcanzar los suficientes acuerdos como para poner encima de la mesa un Gobierno estable", señaló.

    Preguntado por si Patxi López renunciaría a ser lehendakari si el PNV obtiene más votos y escaños, Pastor aseguró que, en principio, no tienen "por qué renunciar a nada, en absoluto". "Nosotros nos presentamos a unas elecciones para ganarlas y porque aspiramos a representar a una parte importante de la ciudadanía", agregó.

    Pastor indicó que le gustaría que se le preguntara al PNV por sus "preferencias electorales" y señaló que al lehendakari, Juan José Ibarretxe, sólo "le ha oído hablar del gobierno tripartito y de que es la opción de futuro", cuando "las últimas encuestas no validan esa situación del tripartito".

    "Ni con tripartito, ni con cuatripartito, parece que al señor Ibarretxe le dan hoy por hoy los números como para repetir una experiencia de Gobierno", agregó.

    ENCUESTAS

    En relación a las encuestas que otorgan un empate técnico a escaños entre el PNV y el PSE, Pastor afirmó que los sondeos son "la foto fija del momento en que se hacen y lo importante son conocer las tendencias electorales que se vienen manifestando".

    Pastor señaló que se han venido mejorando los resultados electorales del PSE-EE con el "colofón espléndido" de las elecciones generales de 2008, en las que "el PSE se convirtió en el primer partido del país".

    "Lo importante es esa tendencia, que ya no es de encuesta, sino de resultados electorales constatados y la tendencia se manifiesta en el mismo sentido, sigue habiendo una tendencia claramente expresada al alza del PSE y sigue habiendo una tendencia a la baja de la cuota electoral del PNV. Eso indica que hay un pulso, una pulsión de cambio en la sociedad vasca, una necesidad de cambiar las cosas", manifestó. Pastor añadió que hay necesidad de "renovar el Gobierno y las formas de hacer política".

    Además, indicó que le ha sorprendido que se eligiera el 1 de marzo para celebrar las elecciones, aunque afirmó que "no les preocupa" porque prefiere que "se hagan cuanto antes".

    "Sí es sorprendente porque es bueno recordar que es la primera vez en 30 años que las elecciones autonómicas vascas coinciden con cualquier otra elección celebrada en España y eso ha sido así porque el lehendakari tiene capacidad legal para convocarlas cuando estime conveniente y, en segundo lugar, porque había también una decisión política del nacionalismo de marcar una cierta diferenciación siempre con otras elecciones", señaló.

    Pastor manifestó que el hecho de que, en esta ocasión, se convoquen el mismo día que las elecciones gallegas, que estaban anunciadas previamente, "le hace pensar a una si esa coincidencia en el tiempo no tiene algo que ver con tratar de eliminar un posible efecto positivo para los socialistas ante un previsible triunfo del partido socialista en Galicia que pueda repercutir en el PSE".

    El dirigente del PSE vizcaíno indicó que también se barajaba como una de las razones para poner el 1 de marzo las elecciones el de "tratar de poner en dificultades al aparato del PSOE al tener que dividir sus fuerzas". "Pero también es cierto que los socialistas vascos no teníamos intención de jugarnos estas elecciones con el 'Papá PSOE' tirando de nosotros, tenemos nuestra propia personalidad, nuestro propio discurso y somos más que suficientemente maduros como para poder afrontar este reto", señaló.

    En este sentido, manifestó que el hecho de que Zapatero tenga que "compartir" algunas actividades en Galicia y en Euskadi "no es un elemento en absoluto preocupante".