24 de noviembre de 2020
21 de agosto de 2007

PSE cree posible llegar a un acuerdo sobre las banderas y critica que PP quiera "llevar a los tribunales a sus rivales"

BILBAO, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PSE-EE en el Ayuntamiento de Bilbao, Txema Oleaga, apeló hoy a buscar "fórmulas de conviviencia y entendimiento" y consideró, en este sentido, posible alcanzar un acuerdo para que "los símbolos constitucionales" puedan "convivir conjuntamente". Asimismo, consideró "inadmisible en democracia" que el PP pretenda "llevar a los tribunales a sus rivales políticos".

En declaraciones a Europa Press, se pronunció de esta manera sobre el anuncio del portavoz del PP, Antonio Basagoiti, de que esta formación responsabilizará a la Junta de Gobierno del Consistorio de la capital vizcaína en caso de acudir a los tribunales si no se mantiene izada la bandera española en el balcón del Ayuntamiento.

Oleaga indicó que "la querencia del PP por procesar y encarcelar a políticos de los demás partidos ya es conocida", como, según recordó, pasó con el PSE "y en este momento están procesados el secretario general y de organización", Patxi López y Rodolfo Ares, respectivamente.

Por ello, afirmó que no le extraña "en absoluto" la afirmación de Basagoiti, que consideró "una muestra más de la intransigencia y de la forma tan extraña de hacer política que tiene el PP". A su entender, "es inadmisible en democracia que se pretenda judicializar absolutamente todo y que un partido político pretenda llevar a los tribunales y exigir responsabilidades penales de sus rivales políticos".

"Me parece deleznable esta forma de hacer política del PP de Euskadi y espero que los ciudadanos tomarán buena nota de qué clase de dirigentes están al frente de este partido", añadió.

En cualquier caso, el portavoz socialista consideró "fundamental" que, "tal y como está la situación actual" en Euskadi, se busquen "fórmulas de convivencia y entendimiento entre todos".

DISCRECION

"Y esto creo que es posible", aseguró Oleaga, que anunció su intención de "tratar directamente este asunto con el alcalde", Iñaki Azkuna, y se mostró convencido de que "llegaremos a un acuerdo, porque es algo absolutamente razonable, para que los símbolos que son constitucionales y que identifican y definen a determinadas personas, sean cuales sean sus señas de identidad y sus sentimientos de pertenencia, puedan convivir conjuntamente".

A su entender, "esto es perfectamente posible y se puede hacer", aunque precisó que "habrá que hacerlo de una manera discreta, sin emplazamientos públicos, sin acusaciones graves y sin intentar judicializar la vida política". De esta forma, insistió en que "hay otras maneras diferentes de hacer política en Euskadi" que son "mucho más efectivas en el medio y largo plazo".