20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 7 de enero de 2009

    PSE dice que "siempre están abiertos" a presentar mociones de censura contra ANV, pero "no ve voluntad"

    Ve "muy difícil" que ningún gobierno pueda "confiar en la buena voluntad de ETA" si no se demuestra "con hechos muy fehacientes"

    BILBAO, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general del PSE-EE en Guipúzcoa, Iñaki Arriola, afirmó hoy que su partido "siempre está abierto" a presentar otras mociones de censura contra ANV, pero indicó que "no ve voluntad" en otras formaciones.

    Arriola afirmó que siempre han tenido "abierto el frente" de las mociones de censura contra ANV y que su partido planteó llevar a cabo estas iniciativas donde le correspondía en Guipúzcoa, -Mondragón, Pasaia y Hernani- "pero solamente el PP estaba dispuesto a firmarlas, los demás ninguno, ni el PNV, ni EA, ni nadie".

    Tras la moción de censura que se debatirá en Azpeitia el 17 de enero en contra del alcalde de ANV, Iñaki Errazkin, el dirigente socialista aseguró que "siempre están abiertos" a presentar otras mociones de censura. "Ya lo dijimos en aquel momento, también cuando no nos dieron su firma para presentar las mociones en los pueblos donde la segunda fuerza era el PSE-EE, que, en cualquier momento y, si tuviéramos que dar nuestra firma para que el PNV o EA presentaran una moción de censura donde les correspondiera, la tenían de antemano", agregó.

    Arriola indicó que es "triste" que lo que "valga para Azpeitia, no valga para Arrasate y no valga para otros pueblos". El dirigente del PSE-EE de Guipúzcoa señaló que su portavoz en Mondragón ya ha dicho que "ahí está la moción para que la firmen en cuanto quieran".

    No obstante, señaló que "no ve voluntad" para que se apoyen esas mociones. "El frente está permanentemente abierto, pero no vamos a estar todos los días permanentemente llamando a la puerta", aseguró.

    NEGOCIACIÓN

    Asimismo, Arriola afirmó que "seguramente saldrá" en campaña electoral las acusaciones de que los socialistas preparan una negociación con ETA. Sin embargo, recordó que la banda terrorista ya tuvo una "magnífica oportunidad" en el proceso de paz para "acabar con dignidad y con la cabeza alta después de toda una historia amarga al que ha sometido a este país".

    "No ha habido un proceso tan transparente y tan público como el último que vivimos, no ha habido nunca un presidente de Gobierno que haya ido al Parlamento vasco a pedir autorización para hablar con la banda terrorista e intentar llegar a un final dialogado de la violencia y echaron por tierra todo esto", señaló.

    En este sentido, manifestó que es "muy difícil" que ningún gobierno democrático pueda "confiar en la buena voluntad de ETA si no se demuestra por adelantado esa buena voluntad con hechos muy fehacientes y, en este momento, parece que no estamos en ese proceso".

    Por otra parte, Arriola calificó de "tontería" que el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, afirmara ayer que el PSE-EE se "arrodilla ante el PNV". "Yo tento la espalda de arrodillarme con unos y con otros y las rodillas en carne viva", ironizó.

    El dirigente socialista afirmó que el PSE-EE es un partido "responsable en cada momento". "Donde nos toca gobernar, gobernamos lo mejor que podemos y con la mayor responsabilidad y, donde estamos en la oposición, no nos dedicamos tampoco a torpeadear por torpedear y, si tenemos que aprobar un presupuesto porque consideramos que es bueno para el país, que en estos momentos se cuente con una herramienta para hacer frente a la crisis, pues lo hacemos aunque estemos en la oposición porque nos interesa la gente", agregó.

    En relación a las encuestas que dan un empate técnico a escaños entre el PSE y el PNV en las próximas elecciones vascas, Arriola cree que van a estar "disputados" los comicios y va a estar "interesante" el proceso electoral.

    "La sensación que yo tengo y lo que yo percibo en la calle es que, si que hay un deseo de cambio en el país, que se ha cubierto un ciclo, la gente está aburrida de la política a la que nos ha sometido los últimos años el Gobierno vasco y Juan José Ibarretxe, la política de mirarse el ombligo permanentemente, de buscar la confrontación, el enfrentamiento, dividir no sólo a Euskadi con respecto a España, sino entre los propios vascos generar, de una forma artificial, problemas y divisiones", añadió.

    Arriola indicó que en las elecciones generales hubo un "efecto Zapatero" porque en Euskadi había gente que prefería que gobernara el PSOE en lugar del PP, pero afirmó que cada comicio es "distinto".

    El dirigente del PSE-EE en Guipúzcoa manifestó que, en el momento en el que la economía empieza a tener problemas, "hace falta un gobierno que se centre, de verdad, en los problemas de la gente, que asuma la situación y que, verdaderamente, ponga encima de la mesa medidas y que intente solucionar los problemas de los ciudadanos"

    Preguntado por si la crisis económica puede pasar factura a los socialistas al estar al frente del Gobierno central, Arriola indicó que "nunca se sabe" porque "la gente lo está pasando mal, a veces, lo paga con el más cercano y es posible que nos ocurra".

    Arriola manifestó que su partido lo que tiene que ser es "claro con la gente" y hacer propuestas y ser "ambicioso". "No hay que ir sólo con propuestas genéricas o de alta política, sino con propuestas que sean muy tangibles y evaluables por parte de los ciudadanos", agregó.

    A su juicio, hay una "oportunidad histórica" de "abrir un nuevo tiempo en este país, de iniciar un nuevo proceso en la política vasca" que, "de alguna forma, haga que entre aire nuevo en la política, en el gobierno".

    Arriola afirmó que, de cara al futuro, hay que buscar el "consenso" y tratar de "arrimar el hombro entre todos para sacar adelante este país".

    En relación a la izquierda abertzale, afirmó, ante la comparecencia prevista para hoy por parte de Arnaldo Otegi, que le gustaría que dijera que se "desvincula absolutamente" de la acción terrorista de ETA y que exige que "abandonen las armas". "Estaríamos en el buen camino de que esa izquierda abertzale que, en estos momentos, está ilegalizada y no puede presentarse a las elecciones, seguramente podría hacerlo", agregó.