23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 28 de junio de 2008

    PSM confía en pactar con Ferraz una nueva estructura que no perjudique a las agrupaciones ni a la Ejecutiva Regional

    Teme que si se crea una Comisión Ejecutiva Municipal madrileña ésta rivalice con la Regional

    MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Los socialistas madrileños esperan poder pactar, en el próximo Congreso Federal del PSOE, una nueva estructura para el partido en la ciudad de Madrid que no perjudique las tareas orgánicas de las agrupaciones locales ni el poder de la Comisión Ejecutiva Regional, según diversas fuentes del PSM consultadas por Europa Press.

    El PSM ha presentado varias enmiendas a la ponencia de organización que la dirección federal ha preparado para el 37 Congreso y confía en que Ferraz tenga en cuenta las particularidades de Madrid, que es una comunidad uniprovincial en la que, además, más de la mitad de los militantes se concentran en una sola ciudad.

    La Secretaría de Organización del PSOE, que dirige José Blanco, ha diseñado una nueva estructura para las grandes ciudades que prevé remplazar las actuales Coordinadoras Municipales por una nueva estructura, que estaría encabezada por una Comisión Ejecutiva Municipal que asuma la dirección política y un Comité Municipal que la controle.

    Sin embargo, el PSM pide que en el caso de la ciudad de Madrid haya sólo un Comité Municipal, no una Comisión Ejecutiva. Según las fuentes consultadas por Europa Press, en el PSM hay cierto temor a que una Ejecutiva Municipal pueda rivalizar con la Regional, dado que el 55% de los habitantes --y de los militantes socialistas-- de la Comunidad de Madrid residen en la capital.

    A ello se suma el recelo ante la posibilidad de que se quiten competencias orgánicas a las agrupaciones locales y de distrito, dado que la ponencia de organización a la hora de definir sus funciones sólo habla de "aplicar los procedimientos de afiliación y las normas que regulan la tutela de los derechos y deberes de los afiliados".

    A pesar de las diferencias, fuentes del PSM aseguran que la dirección federal no ve con malos ojos la enmienda presentada por los madrileños y creen que será posible llegar a un acuerdo que sea beneficioso para todos.

    MANTENER EL PAPEL DE LAS AGRUPACIONES

    La enmienda del PSM reclama que las agrupaciones mantengan su función de "asegurar el trabajo capilar" del partido, conserven "sus cometidos sociales, políticos, institucionales, orgánicos y de acción electoral", se coordinen con los grupos municipales socialistas en las Juntas de Distrito, designando los vocales que corresponden al Partido y elijan sus delegaciones al Comité Municipal de Madrid, al Comité Regional del PSM-PSOE y a los Congresos.

    El PSM también quiere poner por escrito que las agrupaciones mantendrán su prerrogativa de proponer candidatos para la configuración de las listas electorales y acercarse a los ciudadanos "a través de nuevos proyectos de formación, difusión y debate".

    COMITE MUNICIPAL

    En cuanto a los órganos de dirección, propone que haya sólo un "Comité Municipal" que se encargue del trabajo político e institucional bajo la dirección de la Ejecutiva Regional, coordine la acción electoral, proponga el programa electoral para los comicios municipales y contacte con las entidades sociales, todo ello en coordinación con el grupo municipal socialista.

    Además, los socialistas madrileños que sea el Congreso regional quien defina con detalle las funciones de cada órgano, y que el Congreso Federal se limite a marcar las líneas generales.

    La ponencia federal prevé, en cambio, que sea la Comisión Ejecutiva Municipal la que asuma todas las competencias políticas y orgánicas en el municipio: coordinación con el grupo municipal, coordinación de la campaña electoral, elaboración del programa electoral y de la propuesta de candidatura municipal, así como la interlocución del partido con las asociaciones o colectivos con base en la ciudad.

    Este texto prevé mantener las agrupaciones --y relanzar su plan de modernización, que ha sido muy irregular--, incluso reforzar las agrupaciones de distrito, pero los socialistas madrileños temen que sea el primer paso para quitarles poder orgánico y que sea la Comisión Ejecutiva Municipal la que acumule todas las funciones.