29 de marzo de 2020
25 de agosto de 2008

El PSOE declina el debate nuclear y avisa que no se puede "pasar de la dependencia del petróleo a la del uranio"

VALENCIA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

La portavoz socialista de Economía en el Congreso y secretaria de Ordenación del Territorio y Vivienda del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, aseguró hoy que los socialistas no quieren "pasar de la dependencia del petróleo a la dependencia del uranio" y, por ello apuestan "por un modelo energético limpio y democrático que garantice mayor autonomía en el suministro a partir de los recursos que tenemos disponibles".

Rodríguez-Piñero respondió de esta manera a las declaraciones realizadas por el conseller de Insfraestructuras y Transporte, Mario Flores, en las que aboga por "abrir el debate" sobre la conveniencia de apostar o no por la energía nuclear una vez se agote la vida útil de las actuales centrales, al considerar que sería "ridículo" que, por no hacerlo, España acabe "comprando energía a los países que sí que se lo han planteado".

Para la diputada valenciana, sería un "error de estrategia energética" recurrir a la energía nuclear cuando las reservas de uranio son un recurso limitado, aseveró. Indicó que la energía nuclear plantea "otra limitación muy importante que es la del tratamiento de resiudos". Al respecto, destacó que todos los grupos parlamentarios "aprobaron crear un almacen central temporal para estos residuos pero resulta difícil decidir la ubicación", afirmó.

Por tanto, consideró "complicado abrir el debate cuando no hay candidatos ni para ubicar nuevas centrales ni para este almacen central de residuos".

Rodríguez-Piñero aseguró que el gobierno de Rodríguez Zapatero apuesta por "un modelo energético que garantice el suministro que necesita la economía española, basado en las energías renovables e independiente de las reservas naturales". Argumentó que el presente y el futuro "está en las energías renovables".

Insistió en que las energías renovables "democratizan el suministro energético, ya que favorece que las medianas empresas construyan las instalaciones". Por contra, "las centrales nucleares precisan de un período de inversión y ejecución largo en el tiempo y muy costoso, lo que conlleva que sólo las grandes empresas eléctricas sean capaces de abordarlo", señaló.

Remarcó que España "cuenta con una posición mundial privilegiada" en relación a las energías renovables por "los recursos naturales de que disponemos". "De hecho, somos el segundo productor mundial de energía eólica y aspiramos a ser el primero en energía solar y fotovótaica", aseveró.

Asimismo, destacó que el Gobierno socialista se ha marcado como objetivo para el año 2020 que el 40 por ciento de la energía eléctrica necesaria "se genere a partir de energías renovables".

Por último, hizo hincapié en la "apuesta imprescindible y urgente por el consumo responsable" y se refirió a las políticas de ahorrro y eficiencia energéticas puestas en marcha por el Gobierno de España y en las que la Generalitat "debería hacer un esfuerzo", concluyó.