19 de noviembre de 2019
  • Lunes, 18 de Noviembre
  • 6 de mayo de 2019

    El PSOE descarta ceder la Presidencia del Congreso: No entra en la negociación

    Los socialistas argumentan que el partido del Gobierno siempre ha presidido la Cámara Baja, salvo en la breve legislatura de 2016

    El PSOE descarta ceder la Presidencia del Congreso: No entra en la negociación
    MARTA FERNÁNDEZ JARA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

    MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

    El PSOE no se plantea renunciar a la presidencia del futuro Congreso de los Diputados que se constituirá el próximo 21 de mayo, avanzan a Europa Press fuentes socialistas, que aseguran que ese puesto no entrará en la negociación con otros partidos, máxime cuando decantará la mayoría en la Mesa de la Cámara.

    Las cuatro formaciones que lograron mayor representación en las generales del 28 de abril, PSOE, PP, Ciudadanos y Unidas Podemos tienen asegurados con sus escaños dos puestos cada uno en la Mesa del Congreso, salvo que medien pactos de exclusión.

    En el PSOE dan por hecho que las cuatro vicepresidencias de la Mesa las ocupen los cuatro principales partidos, pero admiten la posibilidad de que en los puestos de secretarios (otros cuatro) pueda entrar alguna otra formación más minoritaria.

    PACTOS EN LA RECTA FINAL DE LA CAMPAÑA DEL 26M

    Eso implicaría que el PSOE cediera a otro partido su puesto de secretario o que se aliara con otras formaciones para arrebatarle uno de los suyos a PP o Ciudadanos. El problema de este escenario es llegar a un acuerdo de ese tipo con formaciones soberanistas a pocos días de las elecciones europeas, autonómicas y municipales.

    Pero lo que está descartado es la opción de ceder la Presidencia del Congreso a Podemos en contraprestación por la férrea negativa de los socialistas a conformar un Gobierno de coalición.

    Arguyen los socialistas que la Presidencia de la Cámara Baja siempre la ha ocupado el partido en el Gobierno, con la única excepción de la legislatura fallida de 2016, cuando fue a parar al socialista Patxi López en un momento en que el PP, ganador de las elecciones, abogaba por conformar una gran coalición con PSOE y Ciudadanos, que los socialistas rechazaban.

    En esta ocasión la Mesa del Congreso se elegirá el próximo 21 de mayo, durante la sesión constitutiva de la Cámara Baja surgida de las elecciones generales del 28 de abril. Serán las primeras votaciones que se celebrarán en el hemiciclo en la XIII legislatura y servirán para medir la capacidad de los partidos para alcanzar pactos a tan sólo cinco días de las elecciones europeas, municipales y autonómicas.

    QUÉ NECESITA EL PSOE PARA TENER LA PRESIDENCIA

    Si los socialistas quieren garantizarse la Presidencia, tendrán que asegurarse apoyos externos, ya que sus 123 escaños son los mismos que suman el PP y Ciudadanos, que podrían aliarse para intentar colocar a su propio candidato. Si Vox apoyara esta maniobra de 'populares' y naranjas, su aspirante podría sumar hasta 147 votos, e incluso llegar a los 149 si también lo hacen los dos diputados de Unión del Pueblo Navarro, socio electoral del PP y de Ciudadanos en la comunidad foral.

    Al PSOE le bastaría pactar con Unidas Podemos (ambos suman 165 escaños) para neutralizar una candidatura alternativa del bloque de derechas. De momento, como posible candidata socialista se ha empezado a lanzar el nombre de la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, y también se habla de las ministras Meritxell Batet (Administración Territorial), Margarita Robles (Defensa) o María Jesús Montero (Hacienda).

    Para asegurarse que su candidatura gana en la primera votación, el PSOE tendría que buscar más votos además de los 'morados', puesto que la suma de ambos se queda a 10 escaños de los 176 en los que está la mayoría absoluta. Podrían encontrarlos entre los partidos independentistas catalanes (ERC tiene 15 y Junts 7), los vascos (PNV cuenta con seis y EH Bildu con cuatro) o jugar también con el de Compromís o las dos de Coalición Canaria.