9 de agosto de 2020
20 de octubre de 2008

El PSOE se dice dispuesto a estudiar las propuestas fiscales del PP pero avisa de que siempre benefician a los más ricos

Reclama a Rajoy que "recapacite" y apueste por la "cooperación nacional" apoyando mañana los Presupuestos Generales del Estado

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, afirmó hoy que su partido "siempre está dispuesto" a estudiar "en detalle" las propuestas del PP, pero advirtió de que las reformas fiscales que han llevado a cabo los 'populares' en los últimos años siempre han beneficiado "a los ciudadanos que más tienen", y no a los que ahora están afectados por la crisis.

En rueda de prensa tras una reunión de la Comisión Permanente de la Ejecutiva socialista, Pajín dijo además que el PSOE valorará las propuestas fiscales del PP cuando las conozca pormenorizadamente, porque hasta ahora "no las han detallado mucho". En todo caso, advirtió de que para el PSOE la prioridad son los desempleados y los más desfavorecidos y que "los desempleados no son precisamente aquellos que pagan impuestos".

La 'número tres' del PSOE explicó que la Comisión Permanente respaldó en su reunión la decisión del Consejo Territorial del PSOE de "no obstaculizar" la aprobación de los presupuestos para 2009 en ninguna comunidad o ayuntamiento, porque "es fundamental que todo el sector público sin excepción pueda actuar con la máxima eficacia".

Pajín manifestó que ahora "es el tiempo de la gran colaboración nacional" y aprovechó para pedir al líder del PP, Mariano Rajoy, "que recapacite y se sume a la cooperación nacional" mañana mismo, respaldando el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que se debatirá en el Congreso. "El PSOE apuesta por la cooperación y el PP parece que una vez más quiere la confrontación", añadió.

Respecto al debate presupuestario, opinó además que "a muchos ciudadanos de Cataluña y a muchos votantes de CiU" les habría gustado ver al portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, "a la altura en estos momentos", es decir, apoyando los PGE. No obstante, no valoró las palabras de Duran apostando por una colaboración CiU-PSC en la Generalitat, una coalición que, al mismo tiempo, abriría a CiU la puerta a entrar en el Gobierno central.

NADIE SE OPUSO A LA DECISION DEL PSOE

Por otro lado, Pajín aseguró que ninguno de los 'barones' socialistas se opuso a la decisión de no votar en contra de ningún presupuesto regional y local, y precisó que el madrileño Tomás Gómez y el valenciano Jorge Alarte "apoyaron desde el primer momento".

En todo caso, quiso subrayar que "ejercer la oposición y ejercer la democracia no se basa sólo en hacer enmiendas a la totalidad" a las cuentas públicas, sino que también es controlar al Gobierno, promover alternativas y "tener sentido de la responsabilidad". Así, recalcó que cuando el PSOE estaba en la oposición al Gobierno central propuso acuerdos al entonces Ejecutivo del PP en varias ocasiones.

Según dijo Pajín, en la reunión del Consejo Territorial hubo un "debate intenso" pero la decisión fue "compartida por todos". Y además, recalcó que allá donde están en la oposición los socialistas sí presentarán enmiendas parciales y tratarán de convencer a los gobiernos del PP --y citó expresamente al madrileño y al de la Comunidad Valenciana-- de que no recorten las políticas sociales y universitarias y de que no derrochen en las televisiones públicas.

Como ejemplo, destacó que los concejales madrileños pidieron hoy al alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, que no aplique la subida de sueldos de los altos cargos municipales, aunque no precisó si los ediles renunciarán individualmente a la subida si el alcalde lo rechaza.

Así, incidió en que con su decisión los socialistas pretenden llegar a acuerdos con el PP y el resto de partidos y lograr imprimir en los presupuestos de 2009 una "mirada socialista", pero insistió en que aunque no sea así el PSOE no obstaculizará la aprobación de ninguno, porque "los ciudadanos no entenderían" que se obligue a prorrogar los presupuestos de 2008, que no están pensados para la crisis.

La dirigente socialista insistió además en que el PSOE ha tomado esta decisión porque la situación económica es "excepcional" y hay un "contexto de emergencia", porque "es el tiempo del a altura de miras y del sentido de Estado" y de dejar de lado el "cálculo" partidista.

A su juicio, en los últimos días se ha demostrado que "las acciones coordinadas son las que tienen eficacia" y aprovechó para valorar positivamente las medidas tomadas por los gobiernos europeos, apuntando que un efecto positivo ha sido la bajada del euribor.

En esta línea, destacó que hayan sido "gobiernos progresistas" como el español y el británico los que "han tomado la iniciativa" para adoptar medidas de reforma y transparencia del sistema financiero y avisó además de que los socialistas están "muy atentos" a que "nadie puede usar la actual crisis internacional para recortar derechos de los trabajadores o recortar el empleo".