25 de agosto de 2019
23 de febrero de 2008

El PSOE insiste en la mejora de los índices de seguridad en Valladolid y critica la "estrategia diabólica" del PP

VALLADOLID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los candidatos socialistas al Congreso y al Senado por la provincia de Valladolid insistieron hoy en la mejora de lis índices de seguridad ciudadana que ha registrado Valladolid en los últimos cuatro años y criticaron la "estrategia diabólica" que desarrolla el PP para desviar los datos.

Estas afirmaciones fueron realizadas por los candidatos número uno y dos al Congreso, Jesús Quijano y Soraya Rodríguez, respectivamente, y el cabeza de lista al Senado, Mario Bedera, quienes intervinieron en un acto de su partido ante las puertas de la Comisaría de las Delicias.

En este escenario, Soraya Rodríguez quiso destacar las cifras de inversión en seguridad efectuada durante los últimos cuatro años de Gobierno socialista "para desmentir el eslogan del PP de que el PSOE no ha invertido en la provincia".

"De hecho, ha invertido y lo ha hecho bien", aseguró, con infraestructuras como la propia Comisaría de las Delicias, con obras adjudicadas en febrero de 2008 por un importe de 2.908.020,80 euros; en la Comisaría de Parquesol, con un proyecto que ya está presentado en el registro del Ayuntamiento, o la Comisaría de Medina del Campo, en proceso de ampliación para lo que se ha firmado un contrato de arrendamiento del local colindante.

También se refirió a las obras en el Cuartel de San Isidro y de Fresno el Viejo por un importe de 1.368.000 euros, la licitación de las obras del cuartel de Boecillo por 568.912 euros, o el proyecto de cuartel de Laguna de Duero, que ya está aprobado por la Dirección General de Madrid y para el que el Ayuntamiento de Laguna ya ha cedido el terreno.

Rodríguez precisó que, además de estas inversiones en infraestructuras, la Delegación del Gobierno ha trabajado para la prevención de delitos en la ciudad, apartado en el que destacó el Plan de Seguridad de Zonas Periurbanas puesto en marcha ante la necesidad de mejorar la seguridad en zonas nuevas de la ciudad, como urbanizaciones dispersas, polígonos industriales, áreas de servicio, zonas de ocio o hipermercados, donde se intenta acortar los tiempos de actuación en caso de delito.

Asimismo, Rodríguez insistió en otro elemento que "coloca a Valladolid como una de las ciudades piloto en España en el ámbito de la cooperación entre las distintas fuerzas policiales". De esta forma se refirió a la puesta en marcha de la sala conjunta de cooperación entre la Policía Nacional y Municipal, que intenta acortar los tiempos de reacción y mejorar la atención en caso de actuaciones delictivas.

En este sentido, criticó a los parlamentarios del PP que "dicen sin datos que Valladolid es una ciudad más insegura". "No pueden decirlo primero porque es mentira y segundo porque contradicen a miembros de su propio partido como el alcalde de Valladolid", argumentó. "Estos parlamentarios no pueden tener ni sensaciones ni percepciones porque Miguel Ángel Cortés no vive en Valladolid, Ana Torme lo mismo y Tomás Burgos actúa con una desvergüenza y una demagogia absoluta haciendo eslóganes nunca afirmaciones rigurosas".

15.000 EFECTIVOS MÁS.

Por su parte, el cabeza de lista al Congreso, Jesús Quijano, hizo hincapié en tres medidas que el PSOE considera "prioritarias" en el desarrollo de políticas de seguridad ciudadana, excluidas las de lucha antiterrorista, que según precisó, "no son estrictamente de seguridad y merecen un tratamiento específico".

Así, anunció que si el PSOE revalida la confianza de los ciudadanos habrá una mejora del servicio de seguridad a través del aumento neto en las plantillas, con un compromiso que fija 15.000 efectivos más entre policías y guardias civiles hasta llegar a 140.000 agentes al final de la próxima legislatura.

En este sentido, censuró la 'estrategia diabólica' llevada a cabo desde PP y que consiste en "trocear cualquier propuesta con el fin de intentar demostrar que no todos los sitios son favorecidos por igual".

"A lo mejor de estos 15.000 efectivos hacen más falta en Málaga que en Valladolid porque hay más índice de delitos. Las políticas de Estado no se pueden trocear sitio a sitio para poder decir que hay ciudades abandonadas porque siempre hay otras que están mejor, y las políticas de Estado deben priorizar el territorio en base a sus necesidades", argumentó.

Otra de las propuestas del PSOE se centra en la mejora cualitativa de la Policía y Guardia Civil mediante la constitución de un Servicio Nacional de Policía Científica que unifique la información actual de los dos cuerpos. En esta misma línea anunció el aumento de 800 especialistas en las unidades de inteligencia y operativas de los dos cuerpos.

Finalmente, se refirió a la constitución de juntas autonómicas de seguridad de forma que se coordinen los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado con las policías autonómicas, medida que puntualizó, no tiene tanto alcance en Castilla y León porque la Comunidad no tiene una policía autonómica.

UNA ESPAÑA MÁS SEGURA.

Finalmente, Mario Bedera criticó a quienes hacen "alarma social" y quiso trasladar el mensaje "rotundo" de que España es ahora un país más seguro que cuando Mariano Rajoy era ministro de Interior con el Gobierno de José María Aznar.

Para dar fuerza a esta afirmación recordó que durante los últimos cuatro años el Gobierno socialista ha aumentado el gasto en seguridad y en plantilla. "Mientras que el PP redujo el gasto en seguridad y desaparecieron de las calles 7.000 guardias civiles y policías, el PSOE ha aumentado su plantilla en 17.000 efectivos, mejorando sus salarios y dotaciones".

Además, aseguró que en 2003 --bajo el Gobierno de Aznar-- existían 118.666 agentes, mientras que en 2007 existían 136.258 --17.592 más--. "Pero también en el gasto ha habido una diferencia muy notable, pasando de un 0,49 del PIB en una caída libre del gasto en seguridad con el PP en 2003 a un 0,6 del PIB en 2008, es decir, 6.760 millones de euros del PIB".

Bedera felicitó irónicamente a Rajoy por alcanzar una "tasa de éxito" al alcanzar el "índice de homicidios más alto en la historia de España". Así, afirmó que en 2002 se cometieron 1.251 delitos de homicidios y asesinatos en España, mientras que en 2007 cayeron a 985 con el Gobierno socialista, un 7,8 por ciento menos.

"Rajoy tiene por tanto un récord difícil de mejorar que es la tasa más alta de homicidios de nuestra historia. El PSOE ha puesto más Policía, más Guardia Civil, más presupuesto, ha creado más infraestructuras, y decir otra cosa distinta es jugar con la ciudadanía sin dar datos y sólo dando sensaciones. Vamos a ser un poco serios y no hagamos alarmismo social", concluyó.