2 de marzo de 2021
24 de julio de 2014

PSOE pide que acuerdo comercial con EEUU "no rebaje" derechos de europeos en favor de empresas

BRUSELAS, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La eurodiputada socialista y miembro de la comisión de Comercio Internacional, Inmaculada Rodríguez-Piñero, ha reclamado al jefe negociador de la UE del acuerdo comercial y de inversión con Estados Unidos no rebaje los derechos de los europeos en favor de las empresas y respete "los estándares de protección social, laboral y medioambiental".

Rodríguez-Piñero ha respaldado que se avance en las negociaciones técnicas del acuerdo por entender que "podría ofrecer grandes oportunidades para el crecimiento económico y la creación de empleo de calidad, para las economías europea y estadounidense, si se negocia en base a las prioridades marcadas por el Parlamento Europeo".

Por ello, ha avisado en un comunicado de que los socialistas velarán para que el acuerdo "no se traduzca en una rebaja de los derechos de los europeos, en beneficio exclusivo de las grandes empresas" y ha reclamado "firmeza" en las negociaciones, especialmente en "contratación pública, servicios, movilidad de las personas -incluido el reconocimiento de cualificaciones profesionales-, protección de las indicaciones geográficas y supresión de barreras técnicas regulatorias a nuestros productos".

Igualmente, ha reclamado "transparencia" sobre las negociaciones con la ciudadanía y ha instado por ello al jefe negociador a publicar en breve el análisis de las más de 100.000 respuestas a la consulta pública lanzada por la Comisión y un documento de síntesis de los resultados de las negociaciones técnicas avanzadas hasta la fecha, a fin de "acabar con temores infundados y permitir a la sociedad europea una participación activa y adecuadamente informada".

El jefe negociador de la UE del acuerdo, el español Ignacio García Bercero, ha garantizado por su parte que tanto la facción europea como a la estadounidense, exigen el mantenimiento de sus elevados, aunque diversos, estándares de protección social, laboral y medioambiental", así como su "autonomía política en el ámbito de la educación y de la sanidad" y ha recordado que las negociaciones todavía están en fase "incipiente".