21 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

El PSPV suspende el acuerdo sobre el Síndic hasta que el Consell no dé documentos sobre dos empresas públicas

VALENCIA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PSPV ha decidido suspender el acuerdo alcanzado con el PP en las Cortes para elegir el próximo lunes al Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana hasta que el Consell no entregue la documentación sobre dos empresas públicas de la Generalitat que motivó el amparo de la presidenta de la Cámara, Milagrosa Martínez, al diputado socialista José Camarasa.

El síndic socialista, Ángel Luna, trasladó hoy a su homólogo popular, Esteban González Pons, en la reunión de la Junta de Portavoces de la Cámara que iba a decidir el orden del día de las sesiones plenarias de la próxima semana que su grupo parlamentario ha decidido "supender", pero no "romper", el pacto para designar al actual vicepresidente primero de las Corts, el popular José Cholbi, como nuevo Síndic de Greuges para "no dar imagen de normalidad donde no la hay" después del "ninguneo" y la "agresión injustificable" del Consell a los derechos de su grupo para ejercer la labor de fiscalización.

El grupo popular reaccionó dando por suspendidos los acuerdos con la oposición que afectan al funcionamiento interno de la Cámara, pero no los de carácter legislativo, según explicó a los periodistas su síndic, González Pons, que argumentó que "no tiene sentido" que se suspenda el pacto "que puede doler a la mayoría" -se requiere mayoría cualificada para la elección del Síndic de Greuges-, y que se mantengan los que afectan a otros grupos parlamentarios.

El PSPV pide al vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, las actas del consejo de administración, junta general de accionistas y contrato de suministros, patrocinios y prestaciones de servicios de SGIEP y reclama además al vicepresidente segundo, Gerardo Camps, las actas de las reuniones y contratos de las empresas públicas de Sociedad Proyectos Temáticos de Alicante, actualmente Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana (SPTCV).

Luna justificó el bloqueo a la elección del Síndic de Greuges, que iba a hacerse efectiva el lunes en un pleno convocado al efecto, por la "previsible negativa" del Consell a conceder el acceso a esa información, después de la reacción de "ninguneo" de Rambla al amparo otorgado por Milagrosa Martínez y de que la responsable de la Cámara no haya recogido, en su opinión, "el guante". Aclaró que no está en cuestión la persona escogida para estar al frente de la institución del Síndic, sino que el único condicionante está en la respuesta que dé el Consell, por lo que si "rectifica", el PSPV estará dispuesto a volver otra vez a "la senda de los acuerdos".

El responsable socialista señaló que el PSPV está defendiendo con esta petición de documentación "el dinero de todos los valencianos", ya que, según recordó, el capital de las dos sociedades es "cien por cien" público. Luna confió en que los representantes del Consell "rectifiquen por el bien de todos y también por el suyo propio", dado que "un Gobierno que no está controlado es un Gobierno que tiene tentaciones, que no sólo pueden venir de consellers, sino de muchos otros responsables políticos o altos funcionarios que también manejan fondos públicos".

DAÑOS PALAU DE LES ARTS.

El síndic del PSPV señaló en este sentido que el acceso a las actas de ambas sociedades es una "cuestión de principios" y, por tanto, "no es negociable" por otros acuerdos porque "nuestros principios -dijo- no están en venta", y remarcó que, precisamente por mantener una actitud de "firmeza", el grupo socialista ha logrado que la Mesa de las Corts aceptara hoy el recurso del PSPV ante la negativa inicial a tramitar las preguntas parlamentarias, también del diputado socialista José Camarasa, sobre los daños en el Palau de les Arts y los criterios del arquitecto Santiago Calatrava para evitar enundaciones.

El PSPV, según indicó, no está dispuesto a aceptar que el Consell, "amparándose" en la mayoría parlamentaria, pretenda erigirse en "juez y parte" para dictaminar qué documentos se pueden entregar o no a la Cámara, y no podía "seguir dando una imagen de normalidad" facilitando la elección del síndic, para "a continuación" recibir una contestación por escrito del Consell denegándoles el acceso a los documentos.

El portavoz del PP aseguró, por su parte, el grupo socialista "ha recibido de parte de la Cámara todo cuanto podía recibir, incluso un amparo de la presidenta inaudito en la tradición" de las Corts, y señaló que es "injusto" que la institución del Síndic de Greuges "acabe pagando un desencuentro del grupo socialista con el Consell, que "está completamente injustificado" porque los documentos a los que quiere tener acceso el PSPV "están auditados" por la Sindicatura de Comptes "y no se aplica ninguna política diferente a la que aplica el PSOE en el Gobierno central".

ESFUERZO PARA EL DIÁLOGO.

González Pons declinó, no obstante, pronunciarse sobre si cree que el Consell debe entregar la documentación en aras a "facilitar que el acuerdo pueda reconstruirse". El grupo popular y el Consell -dijo también- "van a hacer un esfuerzo para que el diálogo pueda reconstruirse", de forma que se pueda salir del actual "callejón sin salida", ya que "no podemos conducir a la Cámara a un enfrentamiento entre grupos parlamentarios que, por lo que se nos dice, no está provocado por los grupos parlamentarios".

El portavoz parlamentario manifestó también que no ve en el Consell "la actitud que denuncia el grupo socialista" y que el derecho del diputado Camarasa "no ha sido cuestionado ni por el PP ni por la Mesa de la Cámara. Subrayó además que, cuando se llega a un acuerdo como el del Síndic de Greuges, que incluso se ratifica en una comisión parlamentaria, "se debe mantener" y "no puede romperse por causas que no tienen nada que ver" con la Cámara. "Los que nos comportamos en política de manera decente sólo tenemos una palabra", indicó.

González Pons defendió que también es una "cuestión de principios" suspender todos los acuerdos alcanzados hasta la fecha que se refieren a cuestiones de funcionamiento interno de las Corts, pero precisó que esta decisión no afectará a ninguna enmienda transaccional pactada ya a los Presupuestos de la Generalitat ni al acuerdo sobre financiación de partidos en el proyecto de ley de Acompañamiento.

Por su parte, la portavoz de Compromís, Mònica Oltra, lamentó la "reacción desmesurada" del PP a la decisión del PSPV de suspender el acuerdo sobre el Síndic de Greuges, y señaló que poner en cuestión "los posibles acuerdos de toda índole" es una actitud "infantil" de "patada al tablero" que denota, según su parecer, "muy poca madurez política". Oltra confió en que se "desbloquee" la renovación de la institución, y pidió que se haga también desde "el respeto a las minorías" para incorporar a su grupo parlamentario a las negociaciones y trtar de llegar a un acuedo con la totalidad de la Cámara.