19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 26 de abril de 2008

    Pujol afirma que la inversión en Cataluña no es prioritaria ni para Zapatero ni Montilla

    Acusa al tripartito de falta de inversión pese a haber doblado el presupuesto desde 2003

    BARCELONA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol (CiU) afirmó hoy que la inversión en Cataluña no es una prioridad del Gobierno central ni de la Generalitat, y aseguró que la aportación estatal a esta comunidad sólo fue notable durante los años de "influencia" del Gobierno convergente.

    Pujol dijo que la inversión para Cataluña "no sólo no ha sido una prioridad del Gobierno de Rodríguez Zapatero, sino que tampoco es una prioridad del tripartito presidido por el presidente Montilla".

    En un artículo difundido por el Centre d'Estudis Jordi Pujol, el ex presidente sostuvo que la "mayor crudeza" del déficit de inversiones del Estado en Cataluña se dio durante las mayorías absolutas del PSOE en los años 80, pero creció cuando CiU "gana influencia" al acabarse esas mayorías de Felipe González, y también durante el Gobierno del PP.

    Pujol destacó que así fue con la influencia de CiU sobre el gobierno de José María Aznar sin mayoría absoluta (1996-2000), pero también con la mayoría popular de la legislatura siguiente (2000-04), por las negociaciones presupuestarias CiU-PP y porque en los años inmediatamente anteriores se iniciaron grandes obras, como la ampliación del Aeropuerto de El Prat y de los puertos de Barcelona y Tarragona, el AVE y la depuradora del Baix Llobregat.

    El ex presidente constató que Cataluña recibió en 1981 el 9% de la inversión total del Estado, mientras que el porcentaje fue cayendo desde que el PSOE subió al poder (1982) hasta 1988, y sólo subió al acercarse los Juegos Olímpicos de Barcelona (10,8% en 1991), aunque bajó al 9% en 1993.

    Tras perder el PSOE la mayoría absoluta, la "influencia" de CiU aumentó el porcentaje, que alcanzó el 13,5% en 1995 (últimas cuentas aprobadas por el PSOE de González).

    En la primera legislatura popular, la "influencia" de CiU aumentó el porcentaje hasta el 14,2% (2000-04, sin mayoría absoluta), y alcanzó el 15,6% en el siguiente mandato, con mayoría absoluta de Aznar.

    Según el ex presidente, con el retorno socialista al poder se reduce la inversión estatal: 15,6% (2005), 14,5% (2006) y 13,8% (2007), "circunstancia que obligó al presidente Maragall a afirmar que en materia de inversiones los presupuestos de Rodríguez Zapatero eran malos".

    Pujol constató que Cataluña ha hecho "muchos esfuerzos" todos estos años para "compensar la menor inversión" estatal. Además, subrayó que el presupuesto catalán se dobló entre 2003 (último gobierno convergente) y 2007 (último presupuesto ejecutado por ahora desde el tripartito). Lo atribuyó al acuerdo de financiación de 2001 entre los gobiernos de CiU y del PP.

    Pese a ello, Pujol destacó que el año con más inversión de la Generalitat fue 2003 (el último de CiU en el Gobierno catalán), mientras que el ejercicio del tripartito con mayor inversión (2006) "se ha quedado a 500 millones de euros" del último Gobierno de CiU, "a pesar de haberse duplicado el presupuesto".