6 de abril de 2020
17 de agosto de 2008

Quintana ve "equivocado" el debate sobre la fecha de las elecciones y lo considera "responsabilidad única de Touriño"

Asegura que buscará el apoyo de los ciudadanos antes del de ningún partido, a pesar de las declaraciones de Rajoy

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana, calificó hoy de "equivocado" el debate sobre la fecha de las elecciones autonómicas generado en el PSdeG, un asunto que consideró "responsabilidad única del presidente de la Xunta", Emilio Pérez Touriño.

En declaraciones a los medios tras asistir en Poio (Pontevedra) a un homenaje al político Alexandre Bóveda, Quintana consideró "evidente" el "debate interno del PSdeG" sobre un posible adelanto electoral a otoño de los comicios autonómicos, previstos inicialmente para marzo de 2009.

"El PSOE posiblemente tenga un problema, pero no puede pretender que su problema se convierta en un problema del país, porque no lo es", indicó el vicepresidente de la Xunta. En este sentido, insistió en que la fecha de los comicios "es responsabilidad única del presidente de la Xunta, y no un problema del país".

Además, aseguró que su partido "no contribuirá a aumentar la controversia ni las especulaciones", al tiempo que remarcó que el Bloque "está centrado en trabajar por lo que le preocupa a la gente, por resolver problemas como la crisis económica".

DIÁLOGO CON EL PP

Por otra parte, preguntado por la declaraciones del presidente del PP, Mariano Rajoy, en las que se mostraba favorable a hablar con el BNG para formar gobierno en Galicia, Quintana aseguró que "buscará antes del apoyo del pueblo para tener un gobierno nacionalista", aunque cree que "no habrá mayorías absolutas".

"Si no hay mayorías, después vendrá el diálogo y el pacto", anunció. En este sentido, apuntó que actualmente, en Galicia existen dos fuerzas "acostumbradas a dialogar y llegar a acuerdos", en referencia a PSOE y BNG, "mientras que el PP nunca tuvo esta práctica".

"Unos partimos con ventaja y otros salen con desventaja", remachó, a pesar de que se mostró "esperanzado" en que algún día el PP "se sume a los partidos que son capaces de llegar a acuerdos".