23 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Rajoy se compromete a una subida de las pensiones más bajas, como "máxima prioridad del gasto público"

SEVILLA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, se comprometió hoy en Sevilla a que, cuando llegue a la Presidencia del Gobierno, se acometerá una subida de las pensiones más bajas, como "máxima prioridad del gasto público en la próxima legislatura".

Rajoy, que pronunció una conferencia en el Foro ABC de Sevilla, patrocinado por Unicaja y Deloitte, manifestó que su deseo es que un Gobierno del PP lidere el crecimiento de la prosperidad de España, pero también el desarrollo de su progreso social. En su opinión, actualmente, se está en condiciones de plantear una mejora en el sistema de pensiones, como ya hizo el Partido Popular en 1996.

Ese año, según recordó, ante la situación de una Seguridad Social cercana a entrar en "suspensión de pagos", el PP fue "capaz de sanear las cuentas" y de garantizar "su futuro con la creación de un fondo de reserva". Para Rajoy, muchas de las pensiones que hoy se cobran en España no están "a la altura de una economía como la nuestra" y dijo que él está en condiciones de "plantear para el futuro una mejora de nuestras pensiones", teniendo en cuenta hay que cuidar de las cuentas públicas "con responsabilidad".

Durante su intervención, Mariano Rajoy también expuso su convencimiento de que en la actual legislatura, por parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, "se ha desentendido lo verdaderamente importante", como es preparar al país y a su economía para competir en un mundo cada vez más abierto y global, y dar respuesta a los problemas cotidianos de la gente, especialmente, al nivel adquisitivo de sus ingresos.

Según añadió, Rodríguez Zapatero se ha dedicado ha generar "división" entre los españoles y ha "roto" los consensos que se mantenían desde la transición, al tiempo que deja muchas "dudas" sobre la España del futuro "que habrá de resolver el Tribunal Constitucional". Entre los resultados de esa actitud de Rodríguez Zapatero, según Rajoy, se encuentran que los nacionalistas están cada vez "más radicalizados", mientras que se ha "roto" el consenso con el principal partido de la oposición y se han "debilitado el Estado y sus mecanismos de solidaridad y cohesión como nunca".

PACTO ANTITERRORISTA

Rajoy lamentó, especialmente, que Rodríguez Zapatero haya "roto" el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo que el PSOE suscribió en su día con el PP y que optara por la negociación con ETA.

El líder del PP manifestó que cuando llegue a la Presidencia del Gobierno, propondrá al PSOE cuatro grandes acuerdos, el primero de ellos referido a la derrota del terrorismo, que incluirá el compromiso de que no existirá ninguna negociación con ETA.

El segundo de los acuerdos se refiere, según agregó, a la organización territorial, que incluirá una reforma de la Constitución, "desde la lealtad a los valores del pacto constitucional".

Rajoy no quiere que esta reforma afecte a los pilares del sistema, sino que "los refuerce y que no requiera un procedimiento agravado de revisión constitucional". Entre los ejes básicos de dicha reforma, según expuso, se encuentran garantizar la estabilidad del Estado de las Autonomías; delimitar el núcleo básico de competencias intransferibles e indelegables por el Estado; dotar al Estado de los instrumentos necesarios para garantizar la igualdad de los españoles en derechos, deberes y oportunidades.

Para Rajoy, en la misma línea de promover la necesidad de acuerdos en los grandes asuntos de estado, es preciso que las leyes que afectan al poder judicial y al Tribunal Constitucional se aprueben con un quórum de tres quintos de los diputados del Congreso.

El tercer acuerdo que Mariano Rajoy quiere alcanzar con el PSOE versará sobre la política exterior y el cuarto será el relativo a consolidar y modernizar el sistema de protección social, especialmente a lo que se refiere a la sanidad y al sistema público de pensiones.

PREPARAR LA ECONOMÍA PARA EL FUTURO.

La economía fue otro de los asuntos esenciales que Rajoy trató en su discurso, apuntando que hay que preparar la economía española para el futuro y atender las necesidades reales de la gente. El líder del PP habló de la aprobación de una ley de unidad de mercado y de la creación de una comisión nacional a tal efecto para garantizar la libertad económica en toda España.

También anunció una reforma de la Ley General Presupuestaria y de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo. Rajoy quiere elaborar un nuevo programa de reformas económicas cuya prioridad será mejorar el funcionamiento de los mercados en términos de eficiencia, transparencia y libertad de entrada y salida.