22 de febrero de 2019
31 de mayo de 2018

Rajoy cuestiona los motivos de la moción porque el PSOE no es incorrupto y Sánchez solo busca un "atajo hacia el poder"

"En el PP ha habido corruptos y lo reconozco una vez más, pero el PP no es un partido corrupto", proclama el jefe del Ejecutivo

Rajoy cuestiona los motivos de la moción porque el PSOE no es incorrupto y Sánchez solo busca un "atajo hacia el poder"
EUROPA PRESS

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

SIGUE AQUÍ EN DIRECTO EL DEBATE DE LA MOCIÓN DE CENSURA

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha cuestionado este jueves los motivos que han llevado al PSOE a presentar una moción de censura para echarle del Palacio de la Moncloa, y ha recalcado que al secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, solo le guía su "ambición personal", dado que busca con esta iniciativa un "atajo hacia el poder". Aunque ha reconocido que en el PP ha habido "corruptos", ha subrayado que el Partido Popular "no es un partido corrupto".

En su réplica al secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, Rajoy ha sacado además a relucir los casos de corrupción que afectan a los socialistas, como la trama de los ERE o la investigación sobre presunta financiación irregular de los socialistas valencianos. "¿Puede explicar con qué autoridad hablan ustedes? ¿Son ustedes Teresa de Calcuta?", se ha preguntado.

El jefe del Ejecutivo --que ha sido interrumpido en numerosas ocasiones por los aplausos de la bancada popular-- ha destacado que esta moción "impulsiva e impetuosa", que se presenta sin medir sus apoyos y sus consecuencias, se ajusta "muy bien a los intereses" del candidato socialista Pedro Sánchez.

"MANIPULACIÓN DE UNA SENTENCIA"

Rajoy ha dedicado la primera parte de su discurso a desmontar las tesis del PSOE sobre las razones para presentar esta moción de censura. A su entender, se ha producido la "manipulación" de la sentencia del 'caso Gürtel', "que no es firme", tiene "un voto particular" y no condena penalmente al Partido Popular.

Rajoy ha afirmado rotundo que la sentencia "no achaca al PP crear un sistema de corrupción institucional" y ha acusado a Ábalos de "mentir" al Congreso de los Diputados esgrimiendo una "interpretación libre, interesada y manipulada" de ese fallo judicial.

"Usted puede presentar mociones de censura, puede votarlas, puede tomar las decisiones que estime oportuno y conveniente pero lo que no debe es mentir en el Congreso de los Diputados", le ha espetado Rajoy, para añadir que se trata de una "historia vieja" que ya han debatido "15 veces" en el Parlamento.

PONE EN VALOR SU GESTIÓN ECONÓMICA

El presidente del Gobierno ha reconocido "una vez más" que en el PP ha habido corruptos, pero ha recalcado que "no es un partido corrupto" aunque eso "disguste" a los socialistas. De hecho, ha recordado que el PP ha ganado las tres últimas elecciones generales mientras que al PSOE le retiraron la confianza en esas tres ocasiones. "Esa es la realidad y lo demás son caceroladas de esas que a ustedes les gustan tanto", ha exclamado.

A renglón seguido, Rajoy ha puesto en valor su gestión al frente del Ejecutivo estos años, consiguiendo "recuperar la imagen de España" tras los "destrozos que causó" el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

Según ha dicho, el PP ha restaurado el bienestar, el crecimiento y el empleo", creando en este momento 1.500 empleos al día. "¿Éste es el daño que mi gobierno o yo está causando a España?", se ha preguntado. A su entender, "nadie se cree estos aspavientos de España negra" del PSOE con los que se "intenta justificar lo injustificable".

RECUERDA LOS ERE Y EL CASO DEL PSPV

En su discurso, Rajoy ha puesto encima de la mesa también los casos de presunta corrupción que afectan a los socialistas y ha preguntado a la bancada socialista si es un partido "limpio", si pueden presumir de "incorruptos" y si no tiene a ningún procesado ni condenado en sus filas.

"Señor Ábalos, ¿hay alguien de su partido en la cárcel por corrupción? ¿Cuando llegue la sentencia de los ERE se van a poner ustedes una moción de censura a sí mismos?", ha enfatizado, cosechando una fuerte ovación de los diputados del PP. Es más, ha interrogado al responsable de Organización socialista si hay "caja b del PSOE" en la Comunidad Valenciana y si se ha presentado a las elecciones "sin financiación ilegal ninguna".

En opinión de Rajoy, la corrupción la hay "en todas partes, no conoce barrios ni banderas ni doctrinas". "Para venir a dar lecciones hay que estar en condiciones de darlas, si no, mejor callarse", ha defendido.

"LAS URGENCIAS DE SÁNCHEZ"

Rajoy ha afirmado que esta moción de censura para echarle del Palacio de la Moncloa no tiene más motivo que los "afanes de Sánchez" por llegar al poder, que se suma a su "inquietud" por no avanzar en los sondeos. "¿Tantas son las urgencias del señor Sánchez como para someternos a todos a tanto desatino?", ha aseverado, para agregar que desde que perdió las elecciones en 2015 no ha hecho otra cosa que "enmendarle la plana a los electores".

De hecho, ha destacado que ha mantenido su "no es no" durante todo el año 2017, con la "excepción" del apoyo que ha prestado al Gobierno en la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Y ha justificado las prisas en presentar esta iniciativa ante el riesgo de que él pudiera anticipar las elecciones.

"La sentencia es una excusa que se utiliza para esconder la verdadera razón de la moción, que son las urgencias del señor Sánchez y su poca confianza en llegar alguna vez a la Presidencia del Gobierno como llegamos los demás, es decir, ganando unas elecciones", ha manifestado.

En este punto, ha hecho hincapié en las consecuencias de esta iniciativa, ya que la bolsa cayó el viernes y la prima de riesgo "se disparó por encima de los 100 puntos". "Y no fue por casualidad. Fue hablar el señor Sánchez de su eventual nuevo Gobierno y se encendieron toda las alarmas. Y sin tomar una sola medida. Qué ocurriría si empiezan a tomarlas, pone los pelos de punta", ha resaltado, para recordar de nuevo la "capacidad destructiva" de las políticas socialistas.

Por todo ello, ha concluido que la moción del PSOE se convierte en una "pura contradicción" y es una "tomadura de pelo" que está al "servicio de una ambición personal". Se trata, ha dicho, que aprovechar "cualquier resquicio para tomar un atajo hacia el poder".