26 de noviembre de 2020
27 de diciembre de 2006

Rajoy dice que la mesa de partidos sería un "disparate" e insiste en que no se puede hablar con ETA

BILBAO, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, afirmó hoy que hacer la mesa de partidos sería un "disparate" ya que, según recordó, en democracia hay unas instituciones y quien quiera plantear iniciativas lo debe hacer en éstas. Asimismo, insistió en que "no se puede hablar con ETA", petición que consideró "razonable y sensata" y no por hacerla puede ser calificado de "extremista".

Rajoy recordó que en su encuentro con el presidente del Gobierno no obtuvo "garantías" de que no vaya a haber mesa de partidos y de que Batasuna no esté presente en las elecciones.

"Una de las cosas que le dije al presidente del Gobierno era que una de las obligaciones del Fiscal General del Estado, de la Policía y de la Guardia Civil es dedicarse a trabajar ya para evitar que se presenten listas blancas, negras, o media pensión, como se les quiera llamar, porque sería una burla descomunal, como ya lo fue el Partido Comunista de las tierras vascas, a la ley y a la sociedad española que estos señores se pudieran presentar a las elecciones", declaró.

Rajoy hizo estas manifestaciones esta tarde en Bilbao a donde acudió para presidir la junta directiva del PP del País Vasco y compartir con estos la cena de Navidad. El próximo 12 de enero, Rajoy volverá al País Vasco, en este caso para inaugurar la nueva sede del PP en San Sebastián, según anunció la presidenta de los populares vascos, María San Gil.

En su intervención, el líder popular insistió en que "no se puede hablar con ETA" y dudó de la voluntad de la banda terrorista de dejar las armas. "Si roba 350 pistolas y aparece un zulo, alguien podría decir que hay indicios si devuelve 350, pero si las roba, no parece que sea una avance precisamente en la buena dirección", destacó.

En este sentido, afirmó que la actitud del Fiscal general del Estado "no ha sido como debería comportarse un fiscal en un sistema democrático normal, y no se puede cambiar siempre en beneficio de la persona de ETA la calificación del fiscal. Este está para defender el interés público y que se cumpla la ley", resaltó.

Mariano Rajoy recordó que en su entrevista con el presidente del Gobierno le dijo que los españoles se quedarían "tranquilos" si hubiera "claridad" e insistió en que una organización ilegal no puede presentarse a las elecciones hasta que no se disuelva. A su juicio, si Batasuna se presentara a los comicios, sería "disparatado" y retroceder en el tiempo hasta antes de la aprobación de la Ley de Partidos, "con incalculables consecuencias".