24 de septiembre de 2020
30 de mayo de 2008

Rajoy, "dispuesto" a tener una relación "normal" con el Gobierno pero exige también a Zapatero un "cambio" de actitud

Admite que le han dolido las críticas de dirigentes del PP y que ha "sentido mucho" la retirada de San Gil

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, reiteró hoy que está "dispuesto" a tener una relación "normal" con el Gobierno. Eso sí, reclamó también un "cambio" de actitud al gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, abogó por que el PP sea un "partido que llegue a acuerdos de Estado con quien gobierna". "Ha llegado el momento --argumentó-- de mirar hacia el futuro, no mirar al pasado, y si el gobierno quiere que tengamos una relación normal, estoy dispuesto a tenerla".

Pero Rajoy reclamó "también" al Gobierno un "cambio" de su actitud respecto a la oposición tras cuatro años en que el Ejecutivo central, dijo, "no tenía voluntad de llegar a entendimientos" con el PP en los temas importantes para el Estado.

Además, afirmó que, ante la "crisis" económica de España, el Gobierno "no está haciendo nada". "Esto puede retrasar durante mucho tiempo la recuperación económica", advirtió. "Lo más preocupante --continuó-- no es cómo está la economía ahora sino el diagnóstico que está haciendo el Gobierno y que no tome ninguna medida".

"IMPOSIBLES" ACUERDOS CON UN PNV "SUICIDA".

Lo que sí dijo tener claro Rajoy es que con el PNV de Juan José Ibarretxe, que "tiene como objetivo capital el que España deje de ser España" --por su intención de convocar una doble consulta popular en octubre-- , es "imposible" llegar a acuerdos.

Criticó que el referéndum que pretende convocar Ibarretxe "requiere el apoyo de ETA para tirar hacia adelante". "En estas circunstancias es imposible llegar a ningún entendimiento" con el PNV, afirmó.

"La deriva del PNV me parece absolutamente suicida, negativa para los intereses de todas las personas que viven en el País Vasco, contraria a la Constitución", manifestó.

Para Rajoy, "un gobernante puede cometer muchos errores, pero no puede plantear a la gente objetivos imposibles", ya que "en esta situación" es "imposible llegar a nada".

Tras reconocer que "efectivamente" le han dolido las críticas que ha recibido de dirigentes populares, aseguró haber "sentido mucho" la retirada de la presidenta del PP vasco, María San Gil.

En este sentido, indicó que su posición en materia de lucha antiterrorista "es la misma" de siempre, igual que su idea de la España constitucional y del Estado de las autonomías.