19 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Rajoy recalca que Zapatero "jamás" ha dicho que no negociará con ETA y que eso quiere decir que "no lo descarta"

Sobre pactos postelectorales dice que, si gana, "todas las posibilidades están abiertas"

SEVILLA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, recalcó hoy que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, "jamás" ha dicho que no va a negociar con ETA y que, por tanto, mientras no haga esta afirmación significa que "no lo descarta.

Rajoy respondía así a la pregunta de si comparte con el ex presidente del Gobierno José María Aznar la opinión de que el actual jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene intención de volver a negociar con ETA. El líder del PP manifestó que constata como hecho objetivo que el actual presidente "jamás ha dicho que nunca va a negociar con ETA", de manera que "mientras no haga esa afirmación tan tajante", quiere decir "que no lo descarta". Sin embargo, aseguró que él sí está en condiciones de decir claramente que nunca va a negociar con ETA.

Además, señaló que cuando gane las próximas elecciones generales de marzo de 2008, al primer partido que va a llamar será al PSOE para plantearle acuerdos sobre cuatro asuntos primordiales, como son lucha contra el terrorismo, organización territorial, política exterior, y consolidación y modernización del sistema de protección social.

Rajoy, que pronunció una conferencia en el Foro ABC de Sevilla, patrocinado por Unicaja y Deloitte, fue preguntado en el coloquio posterior sobre posibles pactos del PP con otras fuerzas políticas en caso de no conseguir mayoría absoluta en las elecciones generales.

CONVENCIDO DE QUE GANARÁ

A este respecto, el líder 'popular', que quiso dejar claro que sólo intentará formar gobierno si el PP es la lista más votada, señaló que al primer partido que llamaría sería al PSOE para pedirle acuerdos sobre cuatro asuntos fundamentales. "A partir de ahí, están abiertas todas las posibilidades", apuntó Mariano Rajoy, quien se mostró convencido de que su partido ganará las próximas elecciones generales, como ya lo hizo en los anteriores comicios municipales.

Asimismo, Mariano Rajoy se mostró seguro de que son "posibles" los acuerdos con el PSOE y además "imprescindibles", aunque nada más sea por el argumento empírico de que ya los hubo entre 1978 y 2004. Dijo que, por ejemplo, la reforma constitucional que quiere plantear cuando llegue al Ejecutivo central no requiere de ningún referéndum, sino de un acuerdo entre PSOE y PP en las Cortes.