5 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

Recorte.- González Pons cree que prohibir a los consistorios endeudarse es "condenar a la ruina" a las pequeñas empresas

Dice que las fusiones de las cajas de ahorros son "necesarias" y critica a Zapatero por no informar de ellas al PP

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario de Comunicación del PP, Estaban González Pons, afirmó hoy que la prohibición a los ayuntamientos de endeudarse a largo plazo, establecida por el Gobierno, es "un desastre" y que supone "enviar directamente a la ruina a miles de pequeñas empresas".

"Es un desastre porque lo cierto es que todo lo que se gastó en el Plan E se podía haber utilizado para poder pagar a los pequeños proveedores de los ayuntamientos a los que se les debe mucho dinero", explicó González Pons en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press.

Dicho esto, recalcó que negar a los pequeños y medianos ayuntamientos "la posibilidad de pedir créditos" es "enviar directamente a la ruina a miles de pequeñas empresas, con uno o dos trabajadores, que viven de prestar servicios o hacer pequeñas obras en los distintos ayuntamientos, y que ahora ya no van a tener trabajo en los próximos años".

En este sentido, indicó que "no todos los ayuntamientos tienen la misma deuda" y que, por lo tanto, lo que no se puede es "cortar el crédito" mediante Real Decreto "a los ayuntamientos que han hecho los deberes y a los que no, sin distinguir a unos ciudadanos de otros" y "obligar" a todos ellos "a pasar por el mismo aro".

"No se puede condenar a los municipios a no poder tener servicios en los próximos años porque no se pueden endeudar los ayuntamientos. Y, sobre todo, no pensando ya en los ayuntamientos, a las pequeñísimas empresas, que viven de prestar servicios a los municipios, no se les puede condenar a la ruina", argumentó.

LAS FUSIONES SON "NECESARIAS"

Sobre la fusión, anunciada ayer, de Caja Cantabria, Cajastur, Caja Extremadura y la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), González Pons declaró que "las fusiones de las cajas son necesarias porque España necesita una reconversión del sistema financiero similar a la de la industria que se hizo durante los años 80". "Es muy importante que las cajas de ahorros se fusionen atendiendo a criterios empresariales y no a criterios políticos", enfatizó.

Sin embargo, criticó que, "a día de hoy", el PP todavía no ha recibido "ni un papel, ni una noticia, ni una llamada" del Gobierno, después de la reunión que mantuvieron el líder de la oposición, Mariano Rajoy, y el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, en la que se acordó una reforma del sistema financiero y "trabajar juntos en las posibles fusiones de cajas".

"No se nos ha vuelto a decir nada, cuando por el camino ha quedado ya una fusión tría, de tres cajas o de cuatro cajas, y una intervención de una importante caja andaluza. No sólo el Gobierno no sabe por donde va, es que, además, por donde va tampoco lo quiere contar", señaló.

Además, aclaró que está de acuerdo con la fusión de estas cuatro cajas de ahorros "si les gusta a los empresarios alicantinos a los empresarios valencianos y de Castellón", pero la del gusto es "una cuestión subjetiva" y que "lo importante es si económicamente está bien trazada".

En relación con la toma de control por parte del Banco de España de CajaSur, opinó que en este caso lo que hay que tener en cuenta, en primer lugar, es "el interés de los trabajadores" porque "no son responsables de lo que está sucediendo" y que, "en segundo lugar, había que atender a criterios económicos".

ABARATAMIENTO DEL DESPIDO

Por otra parte, después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) reclamara con carácter urgente una revisión del mercado laboral español, que permita reducir la dualidad existente mediante el abaratamiento del despido de los trabajadores indefinidos y que impulse la flexibilidad salarial mediante la descentralización de la negociación de convenios, González Pons indicó que "al paso que va", Zapatero, "no le extrañaría nada que acabara implantando el despido libre en España y, además, diciendo que eso es progresista".

"El PP no va a votar a favor de que se baje el sueldo a los funcionarios y el PP nunca votará a favor del despido libre", apostilló. Además, añadió que la reforma laboral "tiene que ir por el abaratamiento de la contratación" y "por la reforma del sistema de negociación colectiva. "Lo que hay que hacer no es facilitar más el despido, sino facilitar más la contratación", expresó.

CRÍTICAS DEL PP A CHAVES

En relación con las criticas que el PP vierte sobre el vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, aclaró que los 'populares' no le atacan pero sí le critican porque "en estos tiempos" es "un lujo que ya no nos podemos permitir los españoles" tercer un "vicepresidente del Gobierno que nadie sabe a que se dedica durante todo el día, que tiene un puesto de trabajo sin responsabilidades, sin competencias y sin nada que hacer".

Sobre los sondeos que sitúan al PP nueve puntos por encima del PSOE, recalcó que "las encuestas hay que darles el mismo valor cuando son buenas que cuando son malas" pero que "lo cierto es que en este momento el Gobierno por sus propios méritos está perdiendo, de una manera masiva, el apoyo de sus propios votantes" y que, sin embargo, el PP "mantiene el apoyo de quienes le votaron y está ganado votos de socialistas decepcionados".

Finalmente, manifestó que, "sin ninguna duda", el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, debería repetir como candidato a la presidencia del País valenciano porque es "un buen presidente". "Las propias encuestas, de las que estamos hablando, indican que cuando se presente a la reelección va a ser abrumadoramente reelegido", concluyó.