29 de febrero de 2020
27 de septiembre de 2008

Revilla dice que la sociedad tiene que "rearmarse civilmente" sin caer en el "desánimo" para acabar con ETA

LAREDO, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, considera que la sociedad española tiene que "rearmarse civilmente" para acabar con ETA, sin caer "en el desánimo ni la resignación de contemplar a las víctimas del terrorismo como si fuesen sucesos del tráfico o de la muerte coyuntural". "Tenemos que decir claramente a los etarras, psicópatas y dementes, que jamás una minoría puede terminar imponiéndose a la inmensa mayoría del pueblo español", recalcó.

Revilla realizó esta reflexión en el homenaje a las víctimas del terrorismo celebrado esta mañana en Laredo, a instancias de la Asociación Nacional de la Guardia Civil 'Marqués de las Amarillas'.

Además de destacar la oportunidad del acto, tras el atentado del pasado lunes en Santoña, el jefe del Ejecutivo cántabro aseguró que todos los terroristas "van a acabar poco a poco en la cárcel" y pidió a la sociedad que permanezca "unida en torno a los partidos políticos". "En este tema, todos somos un mismo partido", subrayó.

Asimismo, reivindicó la memoria de las víctimas y abogó por que los homenajes como el de hoy sean más habituales, "para recordar a quienes han caído por nosotros, por defender al conjunto de los que pensamos en una sociedad justa y en orden".

En este sentido, agregó que como presidente de Cantabria no faltará a ningún acto de esta naturaleza, donde --explicó-- "nos acordamos de las víctimas para seguir reafirmándonos colectivamente en una vocación inequívoca de acabar con los terroristas, a los que queremos decir bien alto que jamás podrán doblegar a una sociedad que aspira a la paz, el trabajo y la seguridad".

Revilla, que calificó el terrorismo etarra como "el más odioso" de todos los crímenes que se cometen en el mundo, tuvo también palabras de apoyo para la Guardia Civil y el conjunto de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que se encuentran permanentemente en el punto de mira de ETA, y recalcó que cuentan "con todo el aprecio y el cariño de la ciudadanía de Cantabria".