27 de noviembre de 2020
23 de septiembre de 2009

Revilla ve a un tránsfuga como "una lacra" para la democracia

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, afirmó este miércoles que el transfuguismo es "una lacra" que no ha conseguido superar España y que perjudica la democracia y la confianza de los ciudadanos en los políticos. "Son nocivos a niveles que he llegado a decir que es una figura parecida a la del narcotraficante", aseveró, para mostrar su disconformidad con la moción de censura en el ayuntamiento de Benidorm.

Tras admitir ser "radical" en este tema, criticó que el transfuguismo supone "una estafa" que altera la voluntad de las urnas y animó a que si sus impulsores no están de acuerdo con la línea de su partido, ofrezcan "una salida más honrosa". Ésta pasaría, a su juicio, por marcharse y a las siguientes elecciones volverse a presentar por las siglas que consideren oportunas.

"En el transcurso de un viaje de cuatro años hay que ser muy riguroso y respetuoso con las decisiones de los ciudadanos", destacó el presidente cántabro, quien denunció el "incumplimiento manifiesto" del Pacto Antitransfuguismo.

Tildó la figura del tránsfuga de "deleznable" y opinó que cuando algún miembro de un partido decide abandonar la lista de la formación es generalmente por algún "motivo raro" o algún "interés". "Son una auténtica lacra para la democracia y credibilidad política de los ciudadanos. Yo soy en eso un radical", concluyó en declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press.