15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 14 de noviembre de 2019

    Los Reyes rinden homenaje a los caídos españoles en Santiago de Cuba en 1898 al final de su viaje de Estado

    Recuerdan por su "valor y honor" a la escuadra comandada por el almirante Cervera, al que Colau quitó una calle tildándolo de "facha"

    Los Reyes rinden homenaje a los caídos españoles en Santiago de Cuba en 1898 al final de su viaje de Estado
    Visita de los Reyes al Castillo del Morro de San Pedro de la Roca - CASA REAL

    LA HABANA, 14 Nov. (de la enviada especial de EUROPA PRESS Carolina Jiménez) -

    Los Reyes Felipe y Letizia han rendido homenaje este jueves en Santiago de Cuba a los caídos en la guerra hispano-norteamericana de 1898, primero en el Castillo del Morro de San Pedro de la Roca, para recordar a los muertos en la batalla naval liderada por el almirante Pascual Cervera, y luego en las Lomas de San Juan, donde tuvo lugar la principal batalla terrestre.

    Los Reyes han visitado el castillo y han recorrido las salas del museo donde se rememora la batalla naval del 3 de julio de 1898. En una de las salas se expone desde hoy el cuadro regalado por los Reyes 'El mar que nos une', una obra de José Arias acompañada de una placa en la que se explica "este cuadro proyecta ese mar que, en ambas direcciones, une en pensamiento y sentimiento a la Republica de Cuba y al Reino de España".

    Ha sido una breve ceremonia, finalizada con un toque de oración por parte de un corneta, en el que un relator ha leído un texto para homenajear "con la vista puesta en el horizonte de esta mar que durante siglos ha servido de camino de unión con España, a los marinos españoles que perdieron la vida en combate en 1898". "La heroica actuación de los miembros de la Armada Española, guiada siempre por la lealtad y el amor a España, será recordada como un ejemplo de coraje, valor y honor", ha añadido.

    En el castillo se ha colocado una placa que deja constancia de la visita de los Reyes de España con motivo de su viaje de Estado. Después, la delegación española se ha desplazado a las Lomas de San Juan, donde dos días antes había tenido lugar la batalla terrestre en la que murieron 600 soldados españoles. "Honremos la memoria de aquellos soldados y marinos que, de manera heroica, dieron su vida cumpliendo fielmente su deber Su heroísmo y sacrificio permanecerán siempre en nuestra memoria. Descansen en Paz", ha leído el relator de la ceremonia.

    Después, en presencia de los Reyes, se ha depositado una corona de laurel, con una cinta con la bandera de España y la dedicatoria "Los Reyes de España a los soldados caídos españoles" junto al monumento al soldado español caído desconocido. Con esa ceremonia ha terminado el viaje de Estado de los Reyes a Cuba.

    BORRELL: "LOS ESPAÑOLES LO CONOCEN MAL"

    "Queremos que los españoles recordemos lo que fuimos aquí y cómo salimos de aquí", había explicado previamente, en un encuentro con periodistas, el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, Josep Borrell. "Es una parte de la historia que hay que recordar, el Rey ha tenido especial interés y el Gobierno también en señalar lo que fue aquello, los españoles lo conocen mal, si es que lo conocen", ha añadido.

    El Gobierno ha querido dar al viaje de Estado de los Reyes a Cuba una "dimensión histórica", conmemorando el 500 aniversario de la fundación de La Habana, que es la ocasión que ha propiciado la visita, pero también reivindicando la historia posterior. El Ejecutivo planeaba que la fragata Méndez Núñez, que se encuentra en el Mar Caribe, participase en el homenaje, pero no ha podido ser "por razones técnicas", según Borrell.

    FELIPE VI: HOMENAJE A ESPAÑOLES, CUBANOS Y ESTADOUNIDENSES

    "Antes de partir de esta querida tierra rendiré homenaje en Santiago de Cuba a los españoles, cubanos y estadounidenses que allí murieron con honor en 1898", dijo el miércoles por la noche Felipe VI en su discurso en la cena junto al presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

    "Tendré bien presente las palabras de José Martí cuando dijo que aquella fue una guerra sin odio. Y, en efecto, aquella sangre derramada, nuestra y vuestra, no ha dejado odio alguno entre nuestros pueblos y siguen vivas por siempre, mezcladas, acá y también allá, en tantas y tantas familias", añadió

    EL ALMIRANTE AL QUE COLAU QUITÓ UNA CALLE

    El almirante Cervera al que han homenajeado los Reyes en el Castillo del Morro es el mismo al que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, le 'quitó' la calle que llevaba su nombre en la ciudad, tildándolo de "facha", para ponerle el nombre del actor Pepe Rubianes.

    Borrell ha señalado además que la guerra hispano-norteamericana fue "una página crítica en la historia", porque fue a partir de ese momento cuando Estados Unidos empezó a ser una potencia geopolítica y militar.

    Aunque hubo polémica, que ha quedado para la historia militar, sobre por qué y cómo sacó Cervera la flota del puerto de Santiago, eso no anula el hecho de que allí "murieron 400 marinos españoles y allí el mundo cambió". Batalla, ha dicho Borrell, "si así se le puede llamar, por la desproporción". La flota fue destruida por los buques estadounidenses y Cervera hecho prisionero.

    Dos días antes, en la batalla terrestre de las Lomas de San Juan murieron 600 soldados, en "uno de los actos de heroísmo más remarcables del Ejército español en la historia moderna", en palabras del ministro en funciones.

    Para leer más