7 de abril de 2020
27 de junio de 2018

Robles quiere atraer a más mujeres a las Fuerzas Armadas y anuncia política de "tolerancia cero" con el acoso

Adelanta en el Congreso un abanico de medidas para la formación, conciliación e incorporación al mercado laboral de los militares

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha anunciado este miércoles su voluntad de hacer una "apuesta decidida" por incentivar la participación de las mujeres en las Fuerzas Armadas, para lo que planea mejorar las políticas de conciliación y promulgar una política de "tolerancia cero" con el acoso sexual.

Robles ha dedicado buena parte de su primera intervención como ministra ante la Comisión de Defensa a la política de personal de su Departamento, entre la que ha subrayado la necesidad de políticas de igualdad "efectivas" que logren aumentar la presencia de las mujeres en las Fuerzas Armadas.

Según ha recordado, las mujeres representan un 12 por ciento de la milicia en España, una cifra superior a la de los países de su entorno pero estancada desde hace una década. "Hay que lograr que las Fuerzas Armadas sean una profesión atractiva para las mujeres y promocionar activamente la importante labor y el buen hacer que desempeñan las mujeres militares en su día a día", ha reconocido.

Para ello, ha destacado las políticas de conciliación como una de las necesidades a abordar, consciente de que la carrera militar es una profesión que se caracteriza por una disponibilidad permanente para el servicio, largas ausencias y movilidad geográfica.

Además ha abordado el tema del acoso sexual, un comportamiento que ha calificado de "indeseable" y que, aunque sea "minoritario", debe ser "perseguido, castigado y erradicado" de las Fuerzas Armadas. "Produce una traición a los valores y principios que inspiran las Fuerzas Armadas", ha rechazado insistiendo en la política de "tolerancia cero".

En cuanto al personal, ha anunciado un plan de "atención integral" a la vida de los militares con políticas que abarquen el reclutamiento, la formación y el desarrollo profesional; con especial atención a la reincorporación al mercado laboral a los militares temporales que deben abandonar las Fuerzas Armadas al cumplir los 45 años

En concreto, sobre el reclutamiento, ha explicado que se busca alcanzar una "adecuada" planificación de efectivos con la reposición necesaria de militares y ofertas de empleo público "que garanticen la operatividad de las Fuerzas Armadas".

Pero también ha sostenido la necesidad de garantizar la "calidad" a lo largo de toda la carrera profesional de los militares con un "impulso" a la "captación, selección, formación y preparación de los mejores militares". Entre las medidas se encuentra la integración de la enseñanza militar en el sistema educativo general, en lo que se incluye la posibilidad de crear una Universidad Nacional de la Defensa.

Además, ha anunciado que está "muy avanzada" una iniciativa sobre la movilidad geográfica de los militares y se "potenciarán" las políticas sociales de apoyo al personal de las Fuerzas Armadas y su entorno familiar, con atención a los heridos y familiares de los fallecidos y el personal con discapacidad.

ESTUDIAR LA MORATORIA PARA LOS 45 AÑOS

Un apartado especial lo ha ocupado la situación de los militares temporales que deben abandonar las Fuerzas Armadas al cumplir los 45 años, para el que Robles se ha comprometido a atender las conclusiones que salgan de la subcomisión creada en el Congreso al respecto.

La ministra ha explicado que su equipo está estudiando el tema aunque no ha adelantado si se atenderá la proposición no de ley que aprobó la Comisión de Defensa para aplicar una moratoria a la salida de los militares que cumplan los 45 años. "No puedo decirlo en este momento, si se puede hacer no tenga duda que se hará", ha dicho ante los grupos parlamentarios.

En cualquier caso, ha adelantado un "amplio abanico" de salidas profesionales a los militares que se desvinculan de las Fuerzas Armadas, estableciendo un cupo de pase a la reserva con carácter voluntario para estos militares temporales, un incremento del número de plazas para acceso a la condición de permanente, medidas para facilitar el acceso a estudios que faciliten la incorporación al mercado laboral civil o modificar los requisitos de la excedencia para facilitar la formación.