6 de marzo de 2021
7 de octubre de 2009

Rojo reprende a Bofill (ERC) por decir que no poder hablar en catalán es estar "todavía en el Franquismo"

El 'popular' Agustín Conde defiende al nacionalista al asegurar que el presidente de la Cámara no es más senador que nadie

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Senado, Javier Rojo, reprendió hoy en medio del Pleno de la Cámara al senador de ERC Miquel Bofill, perteneciente al grupo de Entesa Catalana de Progrés, por considerar que no poder hablar en la tribuna de oradores en catalán constituye un "atropello a un derecho fundamental" y es estar "todavía en el Franquismo". Posteriormente, el senador del PP Agustín Conde defendió al legislador nacionalista asegurando que el presidente de la Cámara no es más senador que nadie.

Durante el debate sobre el proyecto de Ley Orgánica complementaria de la Ley de Reforma de la Legislación Procesal para la Implantación de la Nueva Oficina Judicial, Bofill comenzó hablando en catalán para defender las enmiendas de su grupo, pero luego continuó en castellano.

Sin embargo, antes de seguir con su argumentación, el senador de ERC expresó su "protesta" por lo que consideró un "atropello a un derecho fundamental" por no poder continuar en catalán. De hecho, señaló que la norma de debatir en castellano en la Cámara es una "imposición intolerable", por lo que avisó que "mientras no esté normalizada esta cuestión" lo va a continuar señalando.

A este respecto, el presidente del Senado afirmó tajantemente que en esta Cámara "no se vulneran los derechos fundamentales", por lo que subrayó que las declaraciones de Bofill son una "acusación" que no piensa "consentir".

"Nuestro reglamento es del que nos hemos dotado todos para funcionar en esta Cámara, por tanto, si no le gusta el reglamento, lo cambia, pero no venga a decir en esta Cámara, para que aparezca en el diario de sesiones, que aquí se vulneran derechos fundamentales", insistió Rojo, tras lo que recibió los aplausos del Grupo Socialista.

Por otro lado, Bofill también expresó en la tribuna su desacuerdo con que el Senado aborde la limitación de la Justicia Universal dentro del debate sobre el proyecto de Ley Orgánica complementaria de la Ley de Reforma de la Legislación Procesal para la Implantación de la Nueva Oficina Judicial.

Para Bofill, no se puede aprobar "de tapadillo, a escondidas" un tema "tan importante", al tiempo que criticó que se modificara el orden de los debates en el Pleno de la Cámara Alta, refiriéndose así a los dos dictámenes que se referían a la Oficina Judicial.

A este respecto, Rojo manifestó que "aquí no ha habido de tapadillo ninguna propuesta para discutir una ley". "Soy el presidente de la Cámara y soy el que, si hay que cambiar el orden, lo discute con los portavoces", añadió.

SOLIDARIDAD DEL SENADOR DEL PP

En defensa del senador de ERC salió el legislador 'popular' Agustín Conde Bajén. Aunque indicó que no comparte sus opiniones, sí afirmó que las respeta y que por lo tanto no tiene "por qué consentírselas o dejar de consentírselas porque cuando un senador de esta Cámara toma la palabra para expresar una opinión no necesita permiso de nadie para exponerla, ni siquiera del señor presidente de esta Cámara".

En este sentido, y tras expresar su "solidaridad" con Bofill, insistió en que Rojo "no es más senador" que nadie "ni tiene un escaño que valga más", al tiempo que recordó que "tiene exclusivamente el mandato dado" por todos los senadores "para mantener el orden y la dirección de los debates, pero en ningún caso para decir de qué se puede hablar y de qué no y qué opiniones son admisibles y cuáles no lo son".

El presidente de la Cámara Alta se defendió señalando que está "en la obligación" de reprender al senador Bofill al recordar que "no se vulneran los derechos fundamentales" y que, como legisladores, "si no gusta" una ley, "se cambia".