16 de octubre de 2019
3 de enero de 2009

Rosa Díez da por hecho que UPyD tendrá representación en Euskadi y avisa de que sólo apoyará a quien desaloje al PNV

Dice que también darán "la sorpresa" en Galicia y que la coincidencia de fechas les obligará a "multiplicarse", aunque contaban con ello

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

La líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, da por hecho que su partido logrará representación tanto en el Parlamento vasco como en el gallego tras las elecciones que se celebrarán en ambas comunidades el próximo 1 de marzo. Respecto a los comicios en Euskadi, avisa de que su aspiración es que su formación sea "clave para desalojar al PNV" y, en un claro mensaje a los socialistas vascos, advierte de que "no podrá contar con UPyD nadie que no esté dispuesto a que el PNV se vaya a la oposición".

En declaraciones a Europa Press, Díez explicó que el hecho de que los comicios vascos coincidan con los gallegos encaja "perfectamente" con el calendario electoral que había diseñado UPyD, que tiene previsto aprobar tanto sus programas como sus candidaturas en la reunión que su Consejo Político celebrará el próximo 17 de enero en Madrid.

Sí admitió que la coincidencia en la fecha obligará a los dirigentes de su partido "a multiplicarse" para estar presentes en las dos campañas electorales, pero dijo desconocer si esta situación, que tendrán que afrontar también el PP y el PSOE, habrá pesado en la decisión del lehendakari, Juan José Ibarretxe, de convocar las vascas el mismo día que las gallegas.

Eso sí recordó que Ibarretxe tampoco tenía mucho margen y que fuera cual fuera la fecha elegida ya estaba claro que la campaña y la precampaña, al menos, iban a solaparse en Galicia y Euskadi.

SÍ SE PUEDE

Tras su experiencia en las generales de 2008, cuando logró su escaño en la Cámara Baja, UPyD encara las próximas citas electorales con unas "expectativas estupendas". "Dos meses antes de las generales nadie hubiera pensado que pudiéramos siquiera entrar en el Congreso y ahora todo el mundo especula sobre cuánto sacaremos en Galicia o el País Vasco y nadie ve improbable que entremos en los dos Parlamentos", comentó Díez.

La diputada es consciente de que su formación tendrá que "trabajar" para que los ciudadanos "confirmen" lo que, a su juicio, apuntan las encuestas: que UPyD "es una formación útil", pero cree que tienen a su favor que los electores ya saben que un partido tan joven como el suyo es capaz de lograr representación y que "un solo diputado puede hacer muchas más cosas de las que a priori se puede suponer".

De hecho, destacó que con su presencia en la Cámara Baja UPyD puede "condicionar la política de unos y otros" y que ahora su intención es poder hacer lo mismo en Galicia y Euskadi para "cambiar la política desde dentro".

"Eso es lo que va a hacer que tanto en el País Vasco como en Galicia seamos la sorpresa, no porque la gente, no crea que vamos a entrar, sino porque vamos a entrar con más fuerza de la que la gente cree", advirtió.

Díez analizó las diferencias que aprecia entre ambos comicios. Así, recordó que en Euskadi existe "la ventaja" de que basta obtener el 3 por ciento de los votos para entrar en la Cámara de Vitoria, mientras que en Galicia este umbral se sitúa en el 5 por ciento. Por contra, en País Vasco concurren muchos más partidos que en Galicia, lo que influye en el reparto de los restos.

"Vamos a colarnos en los dos Parlamentos", auguró Díez, quien rehusó hacer una apuesta concreta sobre el número de escaños que podría lograr UPyD. "Entrar ya es una revolución y es una revolución posible", apostilló.

ACABAR ALTERNATIVA EN EUSKADI, NO ALTERNANCIA

Respecto a los comicios de su comunidad, Díez subrayó que su intención es que UPyD "sea clave para que en Euskadi haya alternativa y no solamente alternancia". "La alternativa --puntualizó-- es que el PNV se vaya a la oposición, mientras que la alternancia sería volver a hacer un gobierno con ellos aunque el lehendakari no sea del PNV".

"Aspiro a que UPyD sea el partido que provoque la alternativa porque nosotros no aceptaremos la alternancia. No podrá contar con nosotros nadie que no esté dispuesto a que la Transición se acabe en Euskadi y eso significa que el nacionalismo se vaya a la oposición", concluyó Díez en referencia a sus antiguos compañeros del Partido Socialista de Euskadi.