29 de mayo de 2020
17 de marzo de 2008

Rubalcaba apela a la presunción de inocencia de guardias civiles investigados por pinchar el salvavidas a un inmigrante

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó hoy que, "si hay que sancionar, se sancionará, penalmente y disciplinariamente" a los tres guardias civiles investigados por la Fiscalía por la muerte de un inmigrante al que presuntamente pincharon el salvavidas que estaba usando, y que se ahogó en las costas de Ceuta el pasado septiembre. Eso sí, puntualizó que "junto a la actuación del fiscal hay una cosa que se llama presunción de inocencia de los agentes".

La Fiscalía General del Estado ha ordenado a la Fiscalía de Cádiz que investigue la muerte de un inmigrante senegalés de 29 años que se ahogó en las costas de Ceuta en septiembre pasado después de que tres guardias civiles presuntamente le pincharan el salvavidas que estaba utilizando, informaron hoy a Europa Press fuentes del departamento dirigido por Cándido Conde-Pumpido.

En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, el ministro apostó por "acabar el proceso, porque junto a la actuación del fiscal hay una cosa que se llama presunción de inocencia de los agentes", y añadió que "en manos de un juez toca retirarse y colaborar con la colaboración como hace siembre la Guardia Civil".

"Si hay investigación judicial, lo normal es que toda la investigación interna se vuelque en el juzgado. Lo que haga la Guardia Civil internamente irá al juzgado. Los primeros interesados en que se aclare todo son los propios guardias civiles y estoy convencido en que la actuación judicial permitirá conocer lo que ha pasado y en su caso si hay que sancionar se sancionará, penalmente y por supuesto disciplinariamente", expuso.

La investigación se inició el pasado mes de febrero a partir de una denuncia que la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) presentó ante el Ministerio Público por un presunto delito de homicidio con imprudencia achacable a los tres miembros de la Benemérita.

El organismo que dirige Conde-Pumpido ha remitido la denuncia al Ministerio Público de la Audiencia Provincial de Cádiz, al que corresponde la jurisdicción para investigar los hechos por producirse en aguas territoriales de Ceuta, para que investigue su "posible trascendencia penal".

Según la denuncia, en la noche del 25 al 26 de septiembre de 2007 los guardias civiles interceptaron a cuatro inmigrantes (tres hombres y una mujer) procedentes de Marruecos cuando intentaban acceder a nado a Ceuta y les pincharon los salvavidas, lo que provocó que uno de ellos, que no sabía nadar, se ahogara antes de llegar a tierra.